Contáctenos

Política

Rodríguez Larreta: “Hay que terminar con la grieta, que es una catástrofe”

El jefe de Gobierno porteño participó del 57° Coloquio IDEA y enfatizó en la necesidad de impulsar el desarrollo educativo y la creación de planes en trabajo.

Publicado

el

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, se hizo presente en la 57° edición del coloquio IDEA en Costa Salguero, y manifestó la necesidad de darle fin “a la grieta” que divide al país, en post de la construcción de consensos.

“Tenemos que terminar con la grieta, que es una catástrofe, que divide y que no da chance para sentarnos a dialogar. Si no rompemos la grieta y construimos un consenso más amplio no vamos a salir adelante”, afirmó durante su discurso de cara a empresarios y dirigentes sindicales y sociales. Larreta propuso apuntar a un modelo de crecimiento basado en la educación y en el desarrollo productivo desde una perspectiva federal. “El driver de la competitividad es la educación, para sortear desigualdades, mejorar la productividad de cada país, y dar oportunidades”, enfatizó.

Tras las medidas anunciadas por el Gobierno de la Ciudad, su jefe de Estado aseguró que hace falta “sanar las heridas de gravedad” en términos educativos que dejó la pandemia. En ese camino, anunció que el plan desarrollado junto a la ministra de educación porteña, Soledad Acuña, busca ganar días de enseñanza, cubrir las horas libres y profundizar las capacitaciones docente. Además, afirmó que el Ciclo Lectivo culminará con 192 días de clase, sumando once más a los establecidos por la ley.

Publicidad

A través de una serie de capacitaciones en programación, destinados a los últimos años del nivel secundario y a los alumnos egresados, el gobierno de la Ciudad busca impulsar la industria de la tecnología, y cubrir los “más de 7 mil puestos de trabajo vacantes porque la dinámica del avance de la industria va más allá de lo que pueda adaptarse el sistema educativo”.

Por su parte, el jefe de Gobierno manifestó que el gran desafío del país es construir una “visión común” que permita poner en pie un plan que garantice un crecimiento del 4% durante veinticinco años. En ese camino, destacó la construcción consensos que se prolonguen en el tiempo, y que permitan conformar gobiernos de coalición y alternancias como elementos centrales. “Cada presidente en la Argentina más que un presidente es un fundador, donde todo lo que se hizo antes es una catástrofe y hay que iniciarlo de nuevo. No chance de salir adelante con esa actitud”, afirmó.

Otro de los pilares señalados por el dirigente del PRO es conquistar la estabilidad macro, apostando a frenar la inflación y la “volatilidad” de la economía, y transformaciones de fondo. “Necesitamos un marco monetario y cambiario que asegure estabilidad, que haya confianza en ese arreglo y eso solo nos los va a dar la estabilidad política. Pero solo lo vamos a conseguir un marco monetario creíble si atrás de ello hay un apoyo político sostenido en el tiempo”, manifestó.

En la misma línea, Larreta afirmó que hace falta trabajar en la inclusión de las personas que se encuentran por fuera del sistema formal de empleo, a través de la regularización del trabajo informal. En este sentido afirmó: “No hay posibilidad de un plan de sustentabilidad política con el 20% de la gente fuera del sistema. Eso requiere ser muy audaz para transformar planes sociales en incentivos al trabajo”.

El jefe de Gobierno porteño demandó un Estado que “incentive las economías regionales” a través de una inversión federal, y destacó la centralidad de liberar al sector privado de la “maraña burocrática del peso del Estado”. También propuso la reconstrucción del crédito, y la promoción de un shock de importaciones.

Por último, y a modo de cierre, el dirigente del PRO afirmó: “De esta situación difícil no vamos a salir con chicanas o con grietas. Debemos aprender del pasado y no repetir errores, sumar miradas y construir un destino común, más allá de a quién le toque estar en el poder”, y concluyó: “Trabajo para eso porque estoy convencido de construir una Argentina que empuje, y si le damos el pilar de a la educación, no tengo dudas de que podemos salir adelante”.

0
0
Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política

Congelamiento de precios: gobernadores firmaron acuerdo con la Nación

El convenio suscripto por los mandatarios de 20 provincias apunta a garantizar el cumplimiento de la resolución de la Secretaría de Comercio Interior sobre 1.400 productos de consumo masivo

Publicado

el

El presidente Alberto Fernández encabezó este miércoles a la tarde un encuentro con 20 gobernadores, con quienes firmaron un convenio para garantizar el cumplimiento de la resolución de la Secretaría de Comercio Interior que dispuso el congelamiento de precios de más de 1.400 productos de consumo masivo.

La reunión se realizó bajo modalidad presencial y virtual, en el Salón Eva Perón de la Casa de Gobierno, con la presencia del jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

Los gobernadores se comprometieron en el corto plazo a acompañar desde sus provincias las tareas de fiscalización, control, juzgamiento y sanción de las disposiciones establecidas en la resolución N° 1.050 que establece una canasta de 1.432 productos de consumo masivo.

Publicidad

“Es momento de acompañar las medidas adoptadas por el Gobierno nacional para retrotraer los aumentos de precios al 1º de octubre”, señalaron los mandatarios provinciales en un comunicado difundido por Casa Rosada.

No estamos defendiendo sólo el bolsillo de los consumidores; estamos preservando también estratégicamente la sostenibilidad del negocio de productores y empresarios, estamos defendiendo un modelo de país basado en la producción y el empleo. Es momento de trabajar entre todos y todas para crecer y vivir como nos merecemos”, argumentaron.

0
0
Seguí Leyendo

Política

Alberto Fernández condecoró a José “Pepe” Mujica con el Collar de la Orden del Libertador San Martín

La condecoración del Collar de la Orden del Libertador San Martín, la más importante del Estado argentino, es otorgada exclusivamente a los funcionarios, civiles o militares, extranjeros que en el ejercicio de sus funciones, merezcan en alto grado el honor y reconocimiento de la Nación.

Publicado

el

El presidente Alberto Fernández condecoró este miércoles con la máxima distinción que otorga el Estado argentino, el Collar de la Orden del Libertador San Martín, al expresidente de Uruguay José “Pepe” Mujica.

El acto se realizó en el Salón Blanco de la Casa Rosada. El Gobierno argentino le da especial relevancia a la visita de Mujica, por los lazos y vínculos con el país y los dirigentes del Frente de Todos.

Alberto Fernández remarcó el “compromiso, la conducta y la resiliencia” del expresidente de Uruguay José “Pepe” Mujica, al otorgarle la condecoración del Collar de la Orden del Libertador San Martín en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Publicidad

“Es un modelo de conducta para los que amamos la política. Y es para los argentinos además un presidente singular del Uruguay, que fue capaz de volver a unir a ambos países en un momento en que nos mirábamos de reojo”, dijo el primer mandatario argentino.

La condecoración del Collar de la Orden del Libertador San Martín, la más importante del Estado argentino, es otorgada exclusivamente a los funcionarios, civiles o militares, extranjeros que en el ejercicio de sus funciones, merezcan en alto grado el honor y reconocimiento de la Nación.

La distinción le fue otorgada el año pasado a Mujica pero por la pandemia no se pudo hacer la ceremonia de condecoración. Según publicó la prensa uruguaya, el expresidente de Uruguay participa de una serie de eventos programados por el día.

0
0
Seguí Leyendo

Política

A 11 años de la muerte del ex Presidente Néstor Kirchner

El deceso del dirigente patagónico abrió una nueva etapa en el proceso político que la Argentina había iniciado en mayo de 2003. Su gestión logró, en 2005, un primer canje de la deuda que habilitó un superávit fiscal e incrementó las reservas monetarias del país.

Publicado

el

El expresidente Néstor Carlos Kirchner, quien encabezó un período caracterizado por la revalorización de la política como elemento de transformación, murió hace 11 años, el 27 de octubre de 2010, como consecuencia de una afección cardiovascular cuando se encontraba en El Calafate, Santa Cruz.

Además de la conmoción que la noticia causó entre los militantes del Frente para la Victoria y el Peronismo, el deceso del dirigente patagónico abrió una nueva etapa en el proceso político que la Argentina había iniciado en mayo de 2003.

Kirchner, nacido el 25 de febrero de 1950 en Río Gallegos, ejerció la presidencia de la Nación entre 2003 y 2007; durante tres períodos gobernó la provincia de Santa Cruz (1991-1995; 1995-1999; 1999-2003) y fue intendente de su ciudad natal (1987-1991).

Publicidad

Además se desempeñó como convencional constituyente de la Asamblea que reformó la Carta Magna en 1994; resultó electo diputado en 2009 por la provincia de Buenos Aires y ejerció la Secretaria General del bloque regional Unasur, función que cumplía al momento de su deceso.

El dirigente patagónico se preocupó desde un primer momento en acumular capital político y la relación que estableció con las organizaciones sociales resultó vital para oxigenar al gobierno en sus primeros meses de gestión

Al llegar a la Casa Rosada, Kirchner “tenía más desocupados que votos”, como suele recordar la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner que lo sucedió al frente del Gobierno tras imponer en as elecciones presidenciales de 2007.

Sin embargo, el dirigente patagónico se preocupó desde un primer momento en acumular capital político y la relación que estableció con las organizaciones sociales resultó vital para oxigenar al gobierno en sus primeros meses de gestión.

Negociar una quita para la deuda que Argentina había dejado de pagar en 2001; propiciar el cambio de la Corte Suprema e impulsar la anulación de las leyes de Obediencia Debida, Punto Final y los Indultos de Carlos Menem fueron los ejes de los primeros meses de gobierno.

Su gestión logró, en 2005, un primer canje de la deuda en el que ingresaron el 76% de los acreedores privados y al cancelar las obligaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), alcanzó un superávit fiscal e incrementó las reservas monetarias del país.

En las elecciones legislativas de ese año rompió la alianza que mantenía con el expresidente Eduardo Duhalde, y obtuvo un categórico respaldo en las urnas.

El alejamiento de Roberto Lavagna, ministro de Economía (quien se había desempeñado también durante el gobierno de Duhalde y negoció el canje de la deuda) no le impidió al país mantener una tasa de crecimiento de 9% hasta 2007.

Con esos índices favorables en cuanto a lo económico se redujeron -en la gestión de Kirchner- la desocupación, los índices de pobreza y aumentaron las exportaciones y la producción industrial.

En materia internacional buscó la unidad regional y el acercamiento con los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva, en Brasil, y Hugo Chávez, en Venezuela, con quienes constituyó una importante alianza estratégica.

La salud del líder del kirchnerismo se agravó en los años de fragor político, y tras ser intervenido en febrero y septiembre, falleció el 27 de octubre 2010, en El Calafate

En base a ese entendimiento, los países del Mercosur rechazaron la constitución de un acuerdo de libre comercio que Estados Unidos quería imponer para todo el continente americano en la cumbre de Mar del Plata realizada en 2005.

Kirchner dejó el gobierno en 2007 en manos de Cristina, que en octubre de ese año resultó electa como presidenta por el 47% de los votos, pero mantuvo su liderazgo al frente del proyecto político que encarnaba el Frente para la Victoria.

Los debates por la resolución 125; la Ley de Medios y la creación del Matrimonio Igualitario, tuvieron al santacruceño en la primera línea de un gobierno que buscaba profundizar algunos aspectos de su gestión.

La salud del líder del kirchnerismo se agravó en aquellos años de fragor político, y tras ser intervenido en febrero y septiembre, falleció el 27 de octubre 2010, en El Calafate, el mismo día en el que se realizaba el Censo Nacional.

Sus funerales fueron multitudinarios y la imagen de cientos de personas desfilando durante horas ante el féretro cerrado que contenía sus restos contrastaban con la imagen de un hombre temido y odiado que intentaban construir algunos medios masivos de comunicación.

En medio de un gran dolor, la militancia joven del Frente para la Victoria despidió al hombre que les permitió volver a creer en la política como realización de un proyecto colectivo.

0
0
Seguí Leyendo

Clima Timbúes

Timbúes
Parcialmente Cubierto
Parcialmente Cubierto
25°C
Sensación térmica: 23°C
Presión: 1020 mb
Humedad: 38%
Viento: 18 km/h ENE
Ráfagas: 22 km/h
Indice UV: 0
Salida del sol: 06:08
Puesta de sol: 19:26
 
Publicidad

Tendencia