Contáctenos

Economía

La inflación alcanzó el 3,3% en mayo y acumuló 48,8% en los últimos doce meses

El índice pone más presión a la proyección del Gobierno, de 29% para todo el año. Los alimentos tuvieron otro fuerte ajuste de 3,1 por ciento

Publicado

el

La inflación de mayo alcanzó el 3,3% y en los primeros cinco meses del año la suba de precios acumuló así un 21,5%, de acuerdo a los datos que dio a conocer este miércoles el Indec. El índice marcó de esta manera una desaceleración respecto al 4,1% que había registrado en abril, pero el ritmo inflacionario pone más presión a la proyección que planteó el Gobierno de 29% para todo 2021.

La cifra de suba de precios de mayo estuvo en línea con lo que esperaban las consultoras privadas, que esperaban un número menor al de abril pero todavía bien por encima del 3% mensual. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el Indec encontró un “piso” de 3% en los últimos meses: septiembre fue la última ocasión en que la inflación fue menor a ese número (2,8 por ciento).

Por otra parte, la inflación acumulada de los últimos doce meses fue de 48,8 por ciento. La suba de precios de mayo estuvo motorizada, en parte, por la aceleración de los precios de los alimentos y bebidas (3,1%), uno de los rubros que más peso tiene en la canasta que mide el Indec.

El Gobierno todavía sostiene su proyección de inflación que plasmó en el Presupuesto 2021, que preveía una suba de precios de 29% anual, aunque admitió recientemente que le agregó unos cuatro puntos porcentuales a esa estimación, por lo que habría un rango esperable de hasta 33% para este año. Con el IPC acumulado de los primeros cinco meses del año, el ajuste de precios ya “consumió” cerca de un 70% de ese sendero de inflación esperado por el Ministerio de Economía.

De todas formas, las expectativas oficiales aún están lejos de las que tiene el sector privado. Para el centro de estudios Equilibra hay tres escenarios posibles. Uno con mayores probabilidades, en que la suba de precios treparía a lo largo del año al 47,3%. Otro, el más pesimista, implicaría una inflación de 52% y un tercero con variables a favor en que el IPC cerraría el 2021 en torno de 46,9 por ciento.

Una cifra similar forma parte del consenso de mercado. A fines de mayo de 2021, los participantes del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central proyectaron que la inflación minorista para diciembre de 2021 se ubicará en 48,3% interanual, por lo que aumentó en 1 punto porcentual respecto de los pronósticos provistos a fines del mes anterior (47,3% interanual).

Tal como consignó Infobae, el Poder Ejecutivo optará por dos recetas en el menú para aplacar el IPC hacia adelante: un dólar que ajuste su precio en cámara lenta y un refuerzo de los esquemas de control y coordinación de precios.

En primer lugar, se apoyará en una administración de la velocidad en la que se ajusta el tipo de cambio mayorista, en manos del Banco Central. Durante el primer trimestre del año el Gobierno dio lugar a la mitad de la devaluación del peso prevista en los despachos oficiales para todo el año. En adelante, ese ajuste será más lento. De lo contrario, creen, podrían estar sumando un ingrediente más a las presiones inflacionarias.

El otro factor será el sistema de esquemas de coordinación de precios. Desde uno de los despachos oficiales centrales de la política económica oficial aseguran que con este nivel de inflación, las medidas macroeconómicas -déficit y control de la emisión de pesos- no es suficiente y que son necesarios controles de precios en sectores críticos.

A eso apuntaron dos de las medidas principales tomadas en las últimas semanas: el cierre de exportaciones de carne vacuna para negociar precios más bajos para el mercado interno y la nueva canasta básica con precios de 70 productos de primer necesidad congelados hasta fin de año.

Fuente: Infobae

0
0
Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

El empleo registrado volvió a caer y alcanzó en febrero la mayor baja para ese mes desde 2002

Publicado

el

Se trata de datos surgidos de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) publicada por la Secretaría de Trabajo. En el segundo mes del año cayó un 0,3% frente al primer mes del año 2024.

El empleo registrado volvió a caer en febrero por tercer mes consecutivo, al ceder un 0,3% frente a enero, de acuerdo a la información que brinda la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) publicada por la Secretaría de Trabajo.

Dichos números hablan de la mayor baja para ese mes desde el año 2002.

Así, entre noviembre de 2023 y febrero de 2024, la contracción alcanzó el 0,9%. En términos interanuales, el nivel de empleo asalariado registrado mantiene un incremento de 0,1%, prácticamente estancado.

Detalles del informe
En febrero de 2024, todas las ramas de actividad experimentaron contracción, y es el sector de la construcción el que presenta la mayor caída mensual del empleo con un 1,3% y acumula un 11,2% interanual. El resto de los sectores presentaron descensos mensuales más moderados y mantienen crecimiento interanual.

La retracción en el nivel de empleo registrado privado se observa también en las empresas de todos los tamaños, con variaciones que van de -0,2% a -0,4%. Las más afectadas son las de entre 50 y 199 personas ocupadas con una caída en la cantidad de personal 0,4%, lo que vendrían a ser las mipymes.

En cuanto a la región con mayor caída de empleo, en el aglomerado de Gran Buenos Aires se observa una mayor reducción de los puestos de trabajo (-0,4%), mientras que en el conjunto de los aglomerados del interior del país la caída fue moderada (-0,1%).

0
0
Seguí Leyendo

Economía

Desde este Lunes se libera el precio de la yerba: ¿Esto es bueno o malo para el consumidor?

Publicado

el

Por el DNU de Javier Milei será a partir de este lunes 1° de abril. Desde la Asociación Ruta de la Yerba Mate, aseguraron que habrá más competencia.

El Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), que hasta el 31 de marzo se encargaba de fijar los precios de dicho producto, perdió esta potestad debido a un nuevo decreto impulsado por el presidente Javier Milei. ¿Será mejor o peor para los consumidores?

Por ello, desde ahora, los productores decidirán si aceptan el precio establecido o no y a partir de este lunes 1 de abril quedará desregulado el precio de la yerba mate en todo el país.

Según indicó en Cadena 3 el titular de la Asociación Ruta de la Yerba Mate, Raúl Karabén, se espera que esta medida genere una “fuerte competencia” en los precios.

A su vez, Karabén expresó su opinión sobre este cambio: “Lamentablemente el Instituto de la Yerba Mate en los últimos tiempos se había politizado demasiado y trabajaban poco en defensa de los productores”.

En cuanto a cómo podría afectar esto al consumidor final, Karabén cree que “la tendencia a desregular va a ser quizás positiva para el consumidor porque va a obligar a competir más y competir más significa bajar un poco los precios”. Y cerró: “Hay que ajustar los costos”.

Este lunes primero de abril comienza la cosecha gruesa de la hoja verde y se oficializa la desregulación del precio de la yerba mate después de 22 años.

Yerba mate: precios y costos

Hasta este momento, el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) había sido responsable de fijar los valores para el precio de la hoja verde. Sin embargo, a partir de este día, los productores se enfrentan a la decisión de aceptar este precio establecido o abstenerse de cortar hoja verde, esperando mejores condiciones de mercado.

La desregulación es consecuencia de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) impulsado por Javier Milei, que retira al INYM la facultad de fijar precios, anticipando una competencia intensa en términos de precios en el sector.

La producción de hoja verde en los primeros meses de este año alcanzó su nivel máximo en cuatro años, con 55 millones de kilos, según datos del INYM. Aunque típicamente los stocks tienen una duración de 8 a 9 meses, en ocasiones llegaron a los 12 meses, equivalentes al abastecimiento del mercado interno.

Está desregulación no se limita solo a la materia prima, sino que también impacta en la presión sobre las industrias para abastecer las góndolas con yerba a precios accesibles. Durante años, las empresas tuvieron que ofrecer productos a precios controlados por el gobierno.

El control de precios ya no corre más y las empresas volverán a competir por un mercado maduro. Esta competencia termina repercutiendo en el pequeño productor, ya que se espera que las industrias trasladen la puja de precios a menores valores pagados por la hoja verde.

0
0
Seguí Leyendo

Economía

Las transferencias totales de Nación a provincias cayeron en enero 13,2%

Publicado

el

Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) muestra caídas en envíos automáticos y no automáticos. Para Santa Fe, representa una pérdida total del 11,3% en términos reales.

Con una inflación del 20,6% en enero las provincias más Caba tuvieron una pérdida del 13,2% interanual real en las transferencias totales de Nación a los estados subnacionales, esto representó, en términos monetarios $348.000 millones.

El presidente Javier Milei valora como una de sus políticas la reducción de las transferencias discrecionales a las provincias. Sin embargo, también cayeron las automáticas.

El último informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) indicó que “el conjunto de provincias más Caba tuvo una caída de 11,5% real interanual en las transferencias automáticas”, mientras que en las transferencias no automáticas, la caída es del orden del 98% real interanual. En la suma de ambas, se puede ver una caída del 13,2%.

En el total, Caba, Córdoba y Catamarca fueron las de menor caída mientras que Santa Cruz, Neuquén y Buenos Aires las de mayor. En ese punto, la pérdida para Santa Fe, fue de 11,3% en términos reales.

Si se analizan las transferencias automáticas, el informe de Iaraf indicó que éstas cayeron un 11,5% real interanual y fueron Caba, Córdoba y Santa Fe las de menor caída. Por su parte, Chubut, Santa Cruz y Buenos Aires fueron las de mayor retracción.

Por el lado de las transferencias no automáticas, sobre las cuales puso especial énfasis en recortar el gobierno la caída fue del orden del 98% real interanual.

Las jurisdicciones con menor caída fueron Corrientes y Chubut con 26% y 30%, respectivamente, mientras que las demás tuvieron caídas de entre el 90% y el 100%.

En el caso de Santa Fe esto representó una caída en términos reales del 99%.

Iaraf indicó que si se toma la diferencia de transferencias totales de Nación a provincias (valuadas a $ constantes de enero 2024) entre el primer mes del año 2023 y 2024, la pérdida de dinero asciende a $348.000 millones, lo que representa $7.450 por persona.

La motosierra

A la hora de desagregar ese análisis, las jurisdicciones que menos perdieron en términos per cápita fueron Caba, Mendoza y Córdoba, mientras que Catamarca, Formosa y Tierra del Fuego fueron las de mayor pérdida.

En el caso de Santa Fe, la provincia perdió 24.500 millones de pesos en enero, lo que representó puna caída de ingresos per cápita $7.036.

Milei volvió a arremeter contra las provincias al asegurar que no habrá más “obra pública” al ser “un mecanismo furioso de robo” y que las obras de infraestructura, como el Gasoducto del Norte, dependerán de la “iniciativa privada”.

Por otra parte, el presidente indicó que las provincias tendrán que recortar o redireccionar partidas si quieren continuar subsidiando al transporte, tras el retiro de fondos por parte de gobierno.

Por otra parte, señaló que el ajuste en las provincias es uno de los objetivos innegociables para alcanzar el déficit cero y volvió a apuntar contra gobernadores y diputados.

0
0
Seguí Leyendo

Tendencia