Contáctenos

Mundo

Petro asume la presidencia con la demanda de lograr un cambio histórico

Con retos y desafíos en la agenda política y social, este domingo asumirá la presidencia un economista con un largo camino en la dirigencia colombiana que cierra un capítulo de 70 años de gobiernos conservadores en el poder.

Publicado

el

Gustavo Petro asume este domingo la presidencia de Colombia en la que será la primera propuesta de izquierda que busca poner fin a siete décadas de gobiernos conservadores, con el desafío de consolidar mayorías para avanzar hacia la pacificación del país, lograr revertir la desigualdad y responder a las expectativas de cambio que le demandaron más de 11 millones de votantes, en una ceremonia en Bogotá a la que asistirán mandatarios de todo el mundo, entre ellos Alberto Fernández.

El economista y exalcalde de Bogotá de 62 años se consagró como el próximo ocupante de la Casa de Nariño (sede del Gobierno colombiano) hasta 2026 luego de su victoria en el balotaje del pasado 19 de junio, en el que su coalición Pacto Histórico se impuso con el 50,47% de los votos de los votos sobre el político y empresario liberal Rodolfo Hernández.

A Petro le tocará suceder al gobierno del saliente presidente Iván Duque (con casi 70% de desaprobación), que estuvo signado por su incumplimiento de los Acuerdos de Paz de 2016, el fracaso de su reforma impositiva y las críticas a su gestión enmarcadas en el llamado Paro Nacional nacido en 2019 y que se extendió con sucesivas protestas hasta 2021, y en las que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) constató el uso desproporcionado de la fuerza, desapariciones, entre otros delitos.

Los déficits en torno al cumplimiento y ampliación de los Acuerdos de Paz serán uno de los principales retos del próximo ocupante de la Casa Nariño, en un país en el que según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) hay 6 conflictos armados aún vigentes.

El gobierno entrante, así como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), ya manifestaron su voluntad a dialogar camino a lograr la “paz total”. Especialistas advierten de los peligros que implica modificar el estatus quo en un país en el que las resistencias suelen ser violentas.

La campaña que llevó a la presidencia a Petro

La campaña del Pacto Histórico, una alianza con diversos partidos de izquierda, estuvo apuntalada luego de la primera vuelta por la figura de la vicepresidenta Francia Márquez, la líder ambientalista que había sido rival de Petro en las primarias de marzo, pero con la que cerró filas en un armado histórico de cara a las presidenciales.

Frente a la incertidumbre que generaba su figura para el establishment y al escenario post primera vuelta, en la que Hernández había quedado casi 13 puntos por debajo, pero se temía que alineara a los conservadores detrás suyo en el balotaje, Petro convocó a un Gran Acuerdo Nacional con partidos de centro, entre ellos el Liberal.Los acuerdos que trazó luego de su victoria se tradujeron en designaciones en su gabinete, así como en la conformación de mayorías en el Congreso en base a una serie de reformas.

El futuro gabinete

En cuanto al gabinete, el gobierno entrante conjugará por un lado liderazgos tecnocráticos progresistas -como el de José Antonio Campo en Hacienda o Alejandro Gaviria en Educación- que podrían tranquilizar al establishment; y por otro a aliados de su base, como por ejemplo a líderes indígenas en puestos importantes y a un líder de derechos humanos, Danilo Rueda, como Alto Comisionado para la Paz, además de sumar liderazgos regionales y jóvenes.

Si bien los nombres de los principales ministros ya se conocen, aún resta designar algunos cargos, a la vez que se concrete la anunciada creación de dos nuevos ministerios: el de la Igualdad, que estará a cargo de la vicepresidenta; y el de Paz, Seguridad y Convivencia, del que dependería la Policía colombiana, que aún permanece en Defensa. Estas nuevas carteras deben ser aprobadas por el Congreso.

La ampliación de alianzas también se escenificó en el Congreso, donde si bien Petro logró tener mayoría gracias a que distintas bancadas se pronunciaron como “partido de gobierno”, ahora deberá sostenerlas porque no será un apoyo “automático”.El Pacto Histórico logró quedarse con la presidencia de ambas cámaras -las que estarán lideradas por David Racero y Roy Barreras- al menos para 2022.

Este será además un Legislativo con casi dos tercios de congresistas nuevos, que amplió la participación de las mujeres (aún en un magro 28,5%) y que por primera vez incluirá a representantes electos por las Circunscripciones Transitorias Especiales nacidas de los Acuerdos de Paz de 2016.

El Congreso, que ya comenzó a funcionar en forma oficial en julio, se prepara para tratar los cinco principales proyectos que Petro impulsará en 2022: la reforma política, la tributaria, la rural, la creación de ministerios y la elaboración de su Plan de Desarrollo, fijado por la Constitución para que los gobierno adapten sus promesas de campaña a un plan concreto.

Después de la elección, el gobierno de Duque junto con Petro iniciaron el proceso de transición a través de sus designados en una comisión de empalme, que días atrás publicó un informe en el que incluyó una descripción de “alertas críticas” y un “semáforo” con recomendaciones acerca de si continuar o discontinuar políticas heredadas.

Las principales urgencias, según la comisión, serán el déficit fiscal, la “insostenibilidad del sistema” de Salud (con deudas acumuladas y “riesgos de corrupción”), descapitalización en la cartera de Agricultura, entre otros problemas en áreas como Minería y Energía.

La transición energética y el rechazo al fracking, parte de la agenda “verde” de Petro y Márquez, plantea grandes desafíos en un país cuya principal exportadora es la industria del petróleo y que cobra más valor en tiempos de disputa internacional por los recursos energéticos.En política exterior hubo poco anticipo: anunció que reanudará relaciones con Venezuela -en julio el designado canciller Álvaro Leyva, y su par venezolano, Carlos Faría, sellaron un acuerdo para retomar vínculos diplomáticas-; prometió revisar los tratados de libre comercio, no ha cuestionado las bases de la relación con Estados Unidos, muestra cierta apertura hacia China y propone “un diálogo en las Américas sin exclusiones”.

Preparativos para la asunción

La ceremonia de traspaso de mando se realizará en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, donde además de contar con la presencia de mandatarios y delegaciones internacionales se espera que asistan más de 100.000 personas, las que también disfrutarán de espectáculos culturales.

Además de Alberto Fernández estarán en la asunción los presidentes Luis Arce (Bolivia), Gabriel Boric (Chile); Rodrigo Chaves (Costa Rica); Guillermo Lasso (Ecuador); Xiomara Castro (Honduras); Laurentino Cortizo (Panamá); Mario Abdo Benítez (Paraguay) y Luis Abinader (República Dominicana).

Asimismo, asistirá el rey Felipe VI de España, una delegación de funcionarios estadounidenses, el jefe de Gobierno de Curazao, Bernard Whiteman, los vicepresidentes de El Salvador, Félix Ulloa; de Perú, Dina Boluarte -luego de que el Congreso no le diera permiso para salir del país al presidente Pedro Castillo-; de Uruguay, Beatriz Argimón; el canciller de Brasil, Carlos França; y la primera dama de México, Beatriz Gutiérrez.

0
0
Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mundo

El Reino Unido da marcha atrás con la rebaja de impuestos a los más ricos

Hasta el FMI había criticado con dureza la medida anunciada por el Reino Unido y advirtió que aumentaría la desigualdad. El fabuloso ajuste incluía una rebaja de impuestos para los más ricos.

Publicado

el

En un giro inesperado, el ministro de Finanzas del Reino Unido, Kwasi Kwarteng, anunció este lunes que el gobierno de Liz Truss que no avanzará en una rebaja del impuesto a las ganancias para las personas con mayores ingresos anunciada hace unos días, una medida que provocó agitación de los mercados financieros y el desplome de la libra y terminó con la intervención del Banco de Inglaterra (BoE).

El cambio se produce luego de que la primera ministra Truss se resistiera originalmente a retroceder y hasta declarara ayer mismo que estaba “absolutamente comprometida” con la reducción de la tasa del 45% al 40%, después de ser apuntada por los partidos de la oposición y sus propios diputados.

“Está claro que la eliminación de la tasa impositiva de 45% se ha convertido en una distracción de nuestra misión primordial de abordar las dificultades de nuestro país. Por lo tanto, anuncio que no la continuaremos”, escribió Kwarteng en Twitter.

Sobre las críticas, en otro mensaje dijo: “Lo entendemos y lo hemos escuchado”.

Más tarde el ministro de Finanzas, dijo en medios británicos que después de hablar con diputados, concejales y mucha gente, aceptó que la medida “fue una gran distracción”.

“Decidí, junto con la primera ministra, que lo mejor que podía hacer era simplemente no proceder con la eliminación de la tasa. Yo soy responsable del presupuesto, asumo toda la responsabilidad por eso, estaba mirando alrededor del mundo y buscando tasas impositivas competitivas”, agregó tras afirmar que los gobiernos tienen que escuchar y es bueno aprender de los errores.

Truss, que tomó posesión de su cargo a principios de septiembre, y su ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, anunciaron el 23 de septiembre un presupuesto que contempla una drástica reducción de impuestos, tanto a los hogares como a las empresas, en un esfuerzo por impulsar la economía y combatir la inflación, un intento que es considerado por algunos economistas como el más grande desde 1972.

Pero en el marco del plan, conocido como “minipresupuesto”, la propuesta de eliminar la tasa que pagan las personas que ganan más de 150 mil libras esterlinas al año fue fuertemente criticada por la oposición y hasta por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que lo hizo mediante un inusual comunicado.

Tanto la primera ministra como Kwarteng fueron acusados de “total ineptitud”, y era probable que la controvertida medida fuera también rechazada en el Parlamento.

La semana pasada, el Banco de Inglaterra tuvo que salir a comprar bonos del gobierno con un costo de 65 mil millones de libras para estabilizar el mercado después de que los planes de reducción de impuestos del gobierno provocaran la caída de la libra, en un contexto de fuerte alza de las tasas de interés generando también una crisis en el mercado hipotecario.

Desde la oposición laborista aseguraron hoy que el cambio de sentido ha llegado demasiado tarde para las familias que pagarán hipotecas más altas y precios más altos en los próximos años.

La diputada laborista Rachel Reeves dijo que los “conservadores destruyeron su credibilidad económica y dañaron la confianza en la economía británica”, y les pidió que abandonaran por completo su “presupuesto kamikaze”.

La principal ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, por su parte escribió en Twitter, que el gobierno del Reino Unido da marcha atrás en la eliminación de la tasa impositiva máxima “porque es una distracción”.

“Moralmente incorrecto y enormemente costoso para millones es una mejor descripción. Ineptitud absoluta”, agregó.

Para el director de la Confederación Industrial Británica (CBI) Tony Danker, la reducción de la tasa se convirtió en una distracción para los planes de crecimiento más amplios de Kwasi Kwarteng, que contenían algunas “reformas realmente importantes” para los negocios.

En declaraciones a la BBC, agregó que las empresas de todo el país “querían que los mercados se estabilizaran”, calificándolo como una “condición previa absoluta para la inversión y el crecimiento”.

“A medida que vemos que los mercados se estabilizan, lo que espero que lo hagan, eso significa, esperamos, que el clima de inversión se estabilice y podamos emprender esas reformas económicas”, subrayó.

Mientras tanto, la libra se recupera frente al dólar a niveles vistos antes de que se anunciara el controvertido plan del gobierno y cotizaba a esta mañana 1,12 dólares, luego de una brusca caída a un mínimo histórico de 1,03 dólares.

0
0
Seguí Leyendo

Mundo

Jair Bolsonaro: “Los cambios que algunos quieren pueden ser peores”

El actual presidente Jair Bolsonaro reconoció a su manera la derrota en las elecciones de Brasil de este domingo, que tuvieron como ganador a Lula da Silva.

Publicado

el

NOTA EN DESARROLLO

0
0
Seguí Leyendo

Mundo

Lula ganó por más de 5 puntos e irá a segunda vuelta con Bolsonaro

Más de 156 millones de brasileños fueron convocados a votar este domingo. Con el 99,78% de las mesas escrutadas, Lula da Silva obtiene el 48,37% de los votos y Jair Bolsonaro, el 43,25 por ciento.

Publicado

el

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se impuso este domingo en la primera vuelta en Brasil por cinco puntos porcentuales sobre el mandatario Jair Bolsonaro pero no alcanzó el piso necesario para evitar el balotaje del 30 de octubre frente a un adversario que logró un mejor desempeño que el que le auguraban las encuestas y robusteció su posición en ámbitos legislativos y en algunas gobernaciones.

Con el 99,51 por ciento de los sufragios contados, Lula obtenía el 48,31 % y Bolsonaro el 43,30 por ciento, según datos del Tribunal Superior Electoral (TSE). El líder del PT dispone de cuatro semanas para hacer campaña en busca de los votos que le faltaron en esa primera vuelta, debido a que en la jornada de este domingo quedó menos del 1,70 por ciento de los sufragios necesarios para alzarse con la presidencia en el primer turno.

El bolsonarismo sorprendió a los prestigiosos estudios demoscópicos de Datafolha e Ipec, que preveían una victoria de Lula por hasta 14 puntos de ventaja y quizás sin balotaje.

Esta nueva derecha renovada logró fortalecer la presencia de su fuerza política el Congreso, acceder a gobernaciones y disputar segundas vueltas para gobernador, a la vez que le dio a Bolsonaro una aparente chance de ser reelecto, cuando antes de las 17 de este domingo parecía un derrotado.

Lula volverá así a disputar un balotaje. Nunca había ganado en primera vuelta, ni en 2003 ni en 2006, cuando obtuvo su reelección, y en 1989 perdió en segunda vuelta ante Fernando Collor de Mello.

El único político brasileño que logró ganar la primera vuelta fue Fernando Henrique Cardoso, quien lo hizo en 1994 y 1998.Desde que se inició la transmisión de datos en tiempo real, a las 17, tras el fin de la jornada electoral, que no tuvo episodios de violencia graves ni generalizados, en el bunker de Lula en San Pablo todo era “desorientación” porque los primeros cómputos le daban ventaja de hasta siete puntos a Bolsonaro, algo que se revirtió a medida que se incorporaban los votos al conteo oficial.

“La verdad que esperábamos el voto silencioso, el voto vergonzoso de los que no decían ni dirán que habían votado a Bolsonaro”, dijo a Télam un dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) que es uno de los principales asesores en leyes de Lula, en el Novotel Jaragua de San Pablo.

Bolsonaro logró una victoria en el estado de San Pablo, el más desarrollo y poblado del país, ya que su candidato y exministro de Infraestructura, Tarcisio de Freitas, venció al favorito Fernando Haddad, del PT, por 42 a 35%.

Otro ministro de Bolsonaro, el astronauta y exministro de Ciencia Marcos Pontes, quien ejecutó el mayor ajuste del área en su historia durante su gestión, fue elegido senador por San Pablo, derrotando al exgobernador Marcio França, del Partido Socialista Brasileño (PSB) de Geraldo Alckmin.El poder en San Pablo, que el cuatro veces gobernador Alckmin le debía aportar a Lula al ir como su vice, se deshizo como el polvo este domingo en el estado más fuerte del país, sobre todo en el interior, donde las clases medias ratificaron el rechazo a las opciones progresistas, como a lo largo de la historia.

Haddad y Freitas dejaron afuera del balotaje a Rodrigo García, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que dejará de gobernar San Pablo por primera vez en 27 años.

“En este escenario, en caso de vencer las elecciones en la segunda vuelta, Lula deberá enfrentar una fuerte resistencia de la derecha en el Senado”, explicó el analista Oliver Stuenkel, de la Federación Getulio Vargas.

El libertario bolsonarista Romeu Zema, gobernador de Minas Gerais, del Partido Novo, fue reelecto con el 57 por ciento de los votos en el segundo distrito electoral del país contra Alexandre Kalil, intendente de Belo Horizonte y expresidente de Atlético Mineiro, del PSB, un gran aliado de Lula.

En la presidencial, Lula ganó en Minas Gerais, confirmando que allí está su salvación para evitar que en la segunda vuelta se revierta el resultado gracias a la máquina bolsonarista, que vio en las urnas electrónicas -que no denunció hasta el momento, como había amenazado- el fruto del arsenal de ayuda social y dinero repartido desde julio entre taxistas, camioneros y 21 millones de familias.

También venció en el nordeste, donde la votación fue como esperaba el dos veces presidente, que le respondió a la altura de su coalición política de centroizquierda.

Lula fracasó en buscar el voto útil con los principales artistas del país y figuras identificadas con el progresismo, ya que la senadora Simone Tebet, del Movimiento de la Democracia Brasileña del expresidente Michel Temer recibió 4,45% contra 3,08 % del gran derrotado de la elección, Ciro Gomes, un desarrollista del Partido Democrático Brasileño.

Los votos de ambos serán el eje de la disputa de Lula y Bolsonaro. En 2018, Gomes viajó a París para evitar hacer campaña a favor de Haddad, del PT, mientras que se espera que Tebet esté más alineada a Lula, quien después de haber estado preso injustamente retornó como el gran contrincante de Bolsonaro, el gran faro de la derecha mundial.

Otra gran victoria del bolsonarismo fue la reelección en Río de Janeiro de Claudio Castro por 58% a 27% contra el progresista Marcelo Freixo, del PSB, confirmando una nueva generación de la derecha.

En el Senado, Bolsonaro logró que fuera elegido el vicepresidente Hamilton Mourao en Río Grande do Sul y sus exministras Teresa Cristina en Mato Grosso y Dammares Alves en Brasilia.

Alves fue ministra de la Mujer, famosa por ser una pastora evangélica que propuso brigadas para perseguir a las mujeres que abortan y a los médicos que realizan oficialmente abortos legales, previsto por la ley.

El Centrao resultó uno de los grandes vencedores, ya que el Partido Liberal, al que adhirió Bolsonaro en 2021, y el Partido Progresista, que domina el Congreso, del jefe de gabinete Ciro Nogueira, lograron conquistar el mayor bloque en la cámara baja.

0
0
Seguí Leyendo

Clima Timbúes

Timbúes
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
26°C
Sensación térmica: 25°C
Presión: 1020 mb
Humedad: 23%
Viento: 18 km/h ENE
Ráfagas: 32 km/h
Indice UV: 2
Salida del sol: 06:38
Puesta de sol: 19:07
 
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Tendencia