Contáctenos

Deportes

Argentina fue más pero no pudo con Chile

La Selección Nacional intentó pero sin efectividad y Chile se llevó un valioso empate de visitante. Lionel Messi abrió la cuenta para el combinado local a los 24 del primer tiempo y a los 36 empató Alexis Sánchez para los trasandino luego de una jugada de pelota parada.

Publicado

el

El seleccionado argentino jugó de mayor a menor frente a Chile y terminó resignando dos puntos en el empate ante su par de Chile, 1 a 1, en encuentro correspondiente a la séptima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas que por primera vez tuvo un encuentro del representativo albiceleste en el estadio Único-Madre de Ciudades, de Santiago del Estero.

El homenaje a Diego Maradona marcó un emotivo arranque de partido para Argentina, que salió decidida a ser digna de él y desde ese dispositivo “que cambia de intérpretes pero no de funcionamiento” -según aclaró el director técnico Lionel Scaloni en la conferencia de prensa de el jueves en Ezeiza- dominó a Chile durante la primera media hora de partido.

Con Ángel Di María por izquierda y Lucas Ocampos por derecha se dispuso a atacar el equipo argentino, siempre con Lautaro Martínez entrando y saliendo por el centro de la ofensiva y Lionel Messi suelto, buscando y encontrando esos espacios por donde clavar el estilete que lleva en su pierna izquierda.

Chile, en tanto, sin la conducción futbolística y psicológica de Arturo Vidal, contagiado en coronavirus, se sostenía en la experiencia de su línea de cuatro en el fondo y en las transiciones rápidas que impulsaban Charles Aranguiz y el velezano Pablo Galdames en el medio, para poner en situaciones favorables a Alexis Sánchez y Eduardo Vargas arriba.

Cuando esto le salió esporádicamente bien a los dirigidos por el uruguayo Martín Lasarte en su presentación, se encontró con la firmeza defensiva de uno de los tres debutantes que tuvo Argentina (llegó a 35 en el ciclo de Scaloni), Cristian Romero, elegido el mejor defensor de la Serie A italiana y a quien Atalanta decidió adquirir definitivamente.

El otro debutante como titular, el arquero Emiliano Martínez, no había pasado zozobra alguna cuando a los 24 minutos el equipo albiceleste llegó a la justa ventaja mediante un tiro penal sancionado por el árbitro venezolano Jesús Valenzuela a instancias del VAR; tras una falta de Guillermo Maripán a Lautaro Martínez.

Desde la sala del VAR que estuvo a cargo de su compatriota Juan Soto, porque el designado originalmente, el uruguayo Leodán González, dio positivo en coronavirus, le llegó la sugerencia a Valenzuela de observar el monitor y allí comprobó que la infracción que él no había advertido del defensor chileno, efectivamente había existido.

Messi definió con categoría, a la izquierda de su excompañero en Barcelona, Claudio Bravo, que se arrojó hacia la derecha, y la ventaja en el juego se transfería sincronizadamente al marcador.

Pero a partir de allí los chilenos crecieron en su juego, no hasta el punto de inquietar demasiado a la zaga argentina, pero si por lo menos para quitarle la pelota a Messi y Rodrigo De Paul, de buena tarea.

De hecho, un tiro libre de Messi que Bravo descolgó en el ángulo superior izquierdo, pudo poner a Argentina dos goles arriba en el marcador, pero una desatención de Juan Foyth, destacado en el equipo ideal de la Europa League jugando como central en Villarreal pero forzado nuevamente a ser lateral derecho, lo llevó a cometerle una falta cerca del área a Jean Meneses que iba a resultarle fatal a los albicelestes.

Es que la ejecución de Charles Aranguiz al segundo palo, de izquierda a derecha, encontró a Gary Medel ganándole la espalda a todo el fondo argentino, y su centro forzado al medio del área chica encontró a Alexis Sánchez casi llevándose la pelota por delante para marcar la igualdad y el primer gol de su carrera a la Argentina.

Así se consumió el primer tiempo y los nervios empezaron a consumir a Scaloni, que para el arranque del segundo período decidió sacar al amonestado Lucas Martínez Quarta por un más versátil Lisandro Martínez y a un Ocampos que se diluyó jugando por izquierda por un Joaquín Correa que trabajó diferenciado algunos días de la semana porque se estaba recuperando de una lesión.

El seleccionado argentino jugó de mayor a menor frente a Chile y terminó resignando dos puntos en el empate ante su par de Chile, 1 a 1, en encuentro correspondiente a la séptima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas que por primera vez tuvo un encuentro del representativo albiceleste en el estadio Único-Madre de Ciudades, de Santiago del Estero.

El homenaje a Diego Maradona marcó un emotivo arranque de partido para Argentina, que salió decidida a ser digna de él y desde ese dispositivo “que cambia de intérpretes pero no de funcionamiento” -según aclaró el director técnico Lionel Scaloni en la conferencia de prensa de el jueves en Ezeiza- dominó a Chile durante la primera media hora de partido.

Con Ángel Di María por izquierda y Lucas Ocampos por derecha se dispuso a atacar el equipo argentino, siempre con Lautaro Martínez entrando y saliendo por el centro de la ofensiva y Lionel Messi suelto, buscando y encontrando esos espacios por donde clavar el estilete que lleva en su pierna izquierda.

Chile, en tanto, sin la conducción futbolística y psicológica de Arturo Vidal, contagiado en coronavirus, se sostenía en la experiencia de su línea de cuatro en el fondo y en las transiciones rápidas que impulsaban Charles Aranguiz y el velezano Pablo Galdames en el medio, para poner en situaciones favorables a Alexis Sánchez y Eduardo Vargas arriba.

Cuando esto le salió esporádicamente bien a los dirigidos por el uruguayo Martín Lasarte en su presentación, se encontró con la firmeza defensiva de uno de los tres debutantes que tuvo Argentina (llegó a 35 en el ciclo de Scaloni), Cristian Romero, elegido el mejor defensor de la Serie A italiana y a quien Atalanta decidió adquirir definitivamente.

El otro debutante como titular, el arquero Emiliano Martínez, no había pasado zozobra alguna cuando a los 24 minutos el equipo albiceleste llegó a la justa ventaja mediante un tiro penal sancionado por el árbitro venezolano Jesús Valenzuela a instancias del VAR; tras una falta de Guillermo Maripán a Lautaro Martínez.

Desde la sala del VAR que estuvo a cargo de su compatriota Juan Soto, porque el designado originalmente, el uruguayo Leodán González, dio positivo en coronavirus, le llegó la sugerencia a Valenzuela de observar el monitor y allí comprobó que la infracción que él no había advertido del defensor chileno, efectivamente había existido.

Messi definió con categoría, a la izquierda de su excompañero en Barcelona, Claudio Bravo, que se arrojó hacia la derecha, y la ventaja en el juego se transfería sincronizadamente al marcador.

Pero a partir de allí los chilenos crecieron en su juego, no hasta el punto de inquietar demasiado a la zaga argentina, pero si por lo menos para quitarle la pelota a Messi y Rodrigo De Paul, de buena tarea.

De hecho, un tiro libre de Messi que Bravo descolgó en el ángulo superior izquierdo, pudo poner a Argentina dos goles arriba en el marcador, pero una desatención de Juan Foyth, destacado en el equipo ideal de la Europa League jugando como central en Villarreal pero forzado nuevamente a ser lateral derecho, lo llevó a cometerle una falta cerca del área a Jean Meneses que iba a resultarle fatal a los albicelestes.

Es que la ejecución de Charles Aranguiz al segundo palo, de izquierda a derecha, encontró a Gary Medel ganándole la espalda a todo el fondo argentino, y su centro forzado al medio del área chica encontró a Alexis Sánchez casi llevándose la pelota por delante para marcar la igualdad y el primer gol de su carrera a la Argentina.

Así se consumió el primer tiempo y los nervios empezaron a consumir a Scaloni, que para el arranque del segundo período decidió sacar al amonestado Lucas Martínez Quarta por un más versátil Lisandro Martínez y a un Ocampos que se diluyó jugando por izquierda por un Joaquín Correa que trabajó diferenciado algunos días de la semana porque se estaba recuperando de una lesión.

Sin embargo esos cambios no modificaron demasiado lo observado en el final de la etapa inicial, ya que Chile, sin sobrarle nada, seguía siendo ligeramente superior, algo que se sostuvo en el tiempo hasta que a estos dos primeros ingresados en Argentina se sumaron dos debutantes absolutos más como Julián Álvarez primero y Nahuel Molina Lucero después, para relevar a un Di María que fue de más a menos y al mencionado Foyth.

Con ellos y otro jugador en vías de recuperación de una lesión como Exequiel Palacios, que ingresó por un Leandro Paredes que tuvo poco contacto con el balón en la mitad de la cancha, Argentina renovó el aire y el juego que había mostrado al principio, volvió a ser mejor que su rival y estuvo otra vez merodeando el arco de Bravo, que se exigió en un par de remates de media distancia de Messi y De Paul.

Argentina volvió también a dejar inactivo a “Dibu” Martínez, pero no pudo plasmar arriba lo que no sufría abajo, y el partido fue languideciendo hasta que el pitazo final dejó todo como al principio y a los dirigidos por Scaloni resignando por segunda vez en cinco presentaciones y por el mismo marcador, dos puntos como local. La vez anterior fue con Paraguay.

Ahora Argentina se las verá el próximo martes con Colombia en Barranquilla, mientras que Chile será anfitrión de Bolivia.

Fuente Telam

0
0
Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Croacia venció a Japón por penales y clasificó a los cuartos de final

Tras el empate 1-1 en el tiempo reglamentario, el combinado balcánico festejó desde los doce pasos gracias a su arquero Dominik Livakovic.

Publicado

el

Gracias a la notable actuación de Dominik Livakovic, Croacia venció 3-1 a Japón por penales tras el empate 1-1 en el tiempo reglamentario y clasificó a los cuartos de final del Mundial Qatar 2022. El arquero balcánico se hizo gigante desde los doce pasos, contuvo tres remates y le permitió al último subcampeón del mundo acceder a la próxima instancia de la cita máxima, donde se medirá con Brasil o Corea del Sur.

Fue un encuentro muy parejo de principio a fin. En la primera etapa, el conjunto asiático -gran revelación en la fase de grupos de la Copa del Mundo- asumió el protagonismo, intentó lastimar con la velocidad de sus futbolistas y, después de merodear varias veces el área rival, pudo quebrar el marcador gracias a la aparición de Daizen Maeda. 

Si bien Ivan Perisic tuvo un par de chances para mandar la pelota a la red, al combinado europeo le costó hacer pie en el Estadio Al Janoub y se vio ahogado en algunos tramos por la asfixiante presión asiática. Hasta que en el complemento empezó a tener más la pelota Luka Modric, se asoció con los delanteros y llegó el empate 1-1 antes del cuarto de hora por medio de un cabezazo preciso y esquinado de Perisic.

Japón pudo haberse puesto nuevamente arriba con el remate lejano de Wataru Endo que obligó a la estirada salvadora de Livakovic. También Croacia tuvo sus oportunidades en los pies de Modric y de Andrej Kramaric, pero ninguno pudo volver a vencer al arquero Suichi Gonda.

Así, con ambos equipos insistiendo pero pecando de ineficaces en los últimos metros, pasaron los minutos y llegó el tiempo extra, que fue más de lo mismo. Solo se contabilizó una situación: un intento de Lovro Majer que pasó cerca del poste. Sin poder sacarse diferencias, nipones y balcánicos definieron el pasaje a cuartos de final a través de los penales y allí se hizo grande el N°1 de Croacia.

Gracias a sus notables reflejos, el arquero nacido en Zadar atajó tres remates de Japón y le permitió a los suyos meterse entre los ocho mejores del Mundial. Ahora, con el sueño intacto de seguir avanzando como en Rusia 2018, deberán enfrentarse al ganador del choque entre Corea del SurBrasil, gran candidato a la corona.

0
0
Seguí Leyendo

Deportes

Cristiano Ronaldo jugará en el fútbol árabe y será el futbolista mejor pago de la historia

La superestrella portuguesa dejará el fútbol europeo y se trasladará a una liga mucho menos competitiva, pero se asegurará unos ingresos económicos récord.

Publicado

el

Cristiano Ronaldo, de 37 años, ya tendría resuelto su futuro tras su abrupta y escandalosa salida del Manchester United inglés.

El jugador portugués está cerca de cerrar un acuerdo con Al Nassr de Arabia Saudita, según adelantó el diario español Marca. El compromiso que está cerca de rubricarse será por dos temporadas y media. Para cerrar el acuerdo, Cristiano cobraría la impresionante suma de 200 millones de euros por temporada, incluidos sueldo y acuerdos publicitarios.

Para Ronaldo se le agotó la posibilidad de seguir en la élite del fútbol europeo, por ello habría decidido a rebajar el nivel competitivo, pero compensado sobradamente por el aspecto económico. Ningún equipo del viejo continente se acerca ni de lejos a la propuesta hecha por el equipo árabe. La MLS de Estados Unidos tampoco puede acercarse a esas cifras.

El Al Nassr está dirigido por Rudi García y entre la nómina de jugadores destaca la presencia del arquero colombiano Ospina, el español Álvaro González y el argentino Gonzalo “Pity” Martínez, gloria de River.

Los partidos como local los disputa en el estadio Mrsool Park, con capacidad para 25.000 aficionados.

El Al-Hilal, dirigido por el riojano Ramón Díaz, es el actual campeón de la Liga Saudí, gran rival del equipo en el que “CR7″ puede escribir sus últimas líneas como futbolista profesional.

0
0
Seguí Leyendo

Deportes

Mbappé, sin vueltas: “Este Mundial es mi obsesión”

El delantero del PSG, que hasta el momento lidera la tabla de goleadores, afirmó que “construí toda mi temporada en torno a esto”.

Publicado

el

Kiylian Mbappe, la figura de Francia y una de las estrellas del Campeonato del Mundo declaró que “este Mundial” es su “obsesión”, después de hacer dos goles en la victoria de su equipo ante Polonia por 3 a 1, por los octavos de final del Mundial Qatar 2022.

“Este Mundial es mi obsesión, es la competición de mis sueños. Construí toda mi temporada en torno a este Mundial y me preparé a tope tanto física como mentalmente para ganarlo, que es el objetivo que me fijé aunque todavía está lejos”, dijo Kylian Mbappé tras su doblete para la victoria de Francia por 3-1 sobre Polonia.

El compañero de Lionel Messi en PSG le restó importancia al hecho de ser elegido mejor jugador del partido porque “el único objetivo es ganar el Mundial” y se disculpó con los periodistas por no haber ido a la rueda de prensa cuando debía hacerlo, luego de ser elegido figura ante Australia y Dinamarca.

“No tengo nada contra los periodistas. Si no vine a hablar es porque tengo la necesidad de concentrarme totalmente en la competición y no perder energías en otras cosas”, argumentó el atacante del París Saint Germain.

Respecto del cotejo con Polonia, opinó que “no fue un partido fácil. El rival nos lo puso difícil, pero hemos sabido controlar la situación y superar momentos complicados que tuvimos. Estamos felices de continuar la aventura”, agregó.

Con su doblete frente a los polacos, Mbappé llegó a nueve tantos mundialistas y es el jugador más joven en alcanzar esa marca a lo largo de la historia, con 23 años y 349 días.

Además, llegó a 250 goles como profesional en 360 partidos antes de cumplir los 24 años, una marca superior a la que ostentaban a su edad Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo.

Francia, que pasó esta tarde a cuartos de final, enfrentara en esa instancia a Inglaterra, que venció esta noche a Senegal por 3 a 0, el próximo sábado desde las 16 (hora Argentina) en el estadio Al Bayt.

0
0
Seguí Leyendo

Clima Timbúes

Timbúes
Despejado
Despejado
25°C
Sensación térmica: 23°C
Presión: 1010 mb
Humedad: 42%
Viento: 14 km/h NE
Ráfagas: 29 km/h
Indice UV: 0
Salida del sol: 06:48
Puesta de sol: 21:01
 
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Tendencia