Contáctenos

Deportes

Argentina se enfrenta con Brasil en una final histórica de la Copa América

El crack rosarino marcará el pulso de un seleccionado que quiere romper una sequía de 28 años sin títulos. El Maracaná será el escenario de un choque inolvidable.

Publicado

el

La Selección argentina, dirigida por Lionel Scaloni y con Lionel Messi en un nivel muy alto, intentará ponerle fin a una sequía de 28 años sin títulos en la mayor cuando enfrente a Brasil en la final de la Copa América. Semejante clásico, uno de los más emblemáticos del mundo, se jugará este sábado a partir de las 21.

La gran final tendrá como escenario al estadio Maracaná, donde Argentina perdió la final de la Copa del Mundo de 2014 ante Alemania, con el arbitraje del uruguayo Esteban Ostojich y televisado por la TV Pública, TyC Sports y DirecTV Sports.

Una de las novedades que habrá en el mítico estadio será la presencia de hasta 7200 hinchas, se estima que unos 2100 serán argentinos, quienes deberán probar que son residentes en el país y con un PCR negativo de coronavirus para recibir las entradas gratuitas. Cientos de esas acreditaciones ya fueron retiradas el viernes.

En caso de haber igualdad al término de los 90 minutos, se recurrirá a un tiempo suplementario de 30 minutos, situación que no se contempló en los cuartos de final y semifinales, y de persistir ese resultado, la Copa América encontrará un ganador con remates desde el punto penal.

Esta vez la final de la Copa América la toma a Argentina con un período de 28 años sin ser campeón. El seleccionado argentino no obtiene un título mayor desde 1993, cuando se adueñó de la Copa América con el Coco Basile como entrenador. Casi tres décadas sin dar una vuelta olímpica pareciera ser demasiado para uno de los países con mejores jugadores y más futboleros del mundo.

Desde esa fecha a la actualidad se disputaron varias competencias y, en ocasiones, la Albiceleste estuvo muy cerca de coronarse. Sin embargo, vio cómo se le escaparon cuatro finales continentales: 2004 y 2007, ambas frente a Brasil, y 2015 y 2016 contra Chile; una de Copa Confederaciones, también ante la Verdeamarela; y dos finales del mundo, en 1990 y 2014, contra Alemania.

Esos torneos incluyen el último tramo de Diego Maradona con la Albiceleste y toda la campaña de Messi, el actual capitán argentino que le anotó en su carrera cinco goles ante Brasil.

Con la pesada carga de un largo tiempo sin festejos, Argentina encaró el torneo con todo y Messi dejó en claro que está muy bien.

La Selección dejó atrás a una generación que acarició grandes conquistas, pero que padeció el dolor de quedarse con las manos vacías. Ángel Di María, Nicolás Otamendi y Sergio Agüero son los referentes de aquella camada que aún continúan, sumado, claro está, al legendario Lionel Messi.

Argentina se renovó con Scaloni como DT y son usuales nombres que antes tenían poco o nulo lugar, como el arquero Emiliano Martínez -una de las figuras del equipo-, Cristian Romero, Giovani Lo Celso, Nahuel Molina, Guido Rodríguez, Nicolás González, Lautaro Martínez, Rodrigo De Paul y Ángel Correa.

Argentina ofrece opciones ofensivas, una fuerte presión sobre el rival en especial en el inicio del partido, pero con el correr de los minutos cede protagonismo, se retrasa y sufre con una defensa que en líneas generales no es sólida, en especial sin Romero y con un sector derecho que se presta para que el ataque rival lastime.

Argentina va por el título ante el poderoso Brasil, tras vencer en fase de grupos a Uruguay (1-0), Paraguay (1-0) y Bolivia (4-1) e igualar ante Chile (1-1), superando en cuartos de final a Ecuador (3-0) y a Colombia en semifinales, luego de un 1-1 y ganar la definición con tiros desde el punto penal con un brillante Dibu Martínez.

Brasil es un equipo de estrellas liderado por Tite como entrenador y Neymar en la cancha, que se preparó con el único objetivo de ganar el certamen. En la fase de grupos el entrenador del pentacampeón mundial hizo rotación para dosificar el esfuerzo del plantel y tomó esa fase para consolidar un equipo, venciendo a Venezuela (3-0), Perú (4-0) y Colombia (2-1) y empató ante Ecuador, con mucho suplentes (1-1), superando luego a Chile (1-0) y Perú (1-0) en la fase final.

Todos los jugadores del equipo brasileño son figuras en equipos europeos y someten al adversario de mitad de cancha hacia el arco rival con Neymar como emblema y asistido por Gabriel Jesús (no jugará la final por suspensión) , Roberto Firmino, Richarlison y Lucas Paquetá, sin olvidar a un gran mediocampista como Casermiro (jugador clave en el equipo) y una notable zaga integrada por Marquinhos y Thiago Silva.

Es un clásico. Ambos se respetan y son conocedores de que ante el tradicional rival un error es casi gol. Las individualidades marcarán el camino y también el temple estará como condimento de esta final.

Posibles formaciones

Brasil: Ederson; Danilo, Marquinhos, Thiago Silva y Renán Lodi o Alex Sandro; Lucas Paquetá, Casemiro y Fred; Everton, Neymar y Richarlison. DT: Tite.

Argentina: Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico o Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Guido Rodríguez y Giovani Lo Celso; Lionel Messi, Lautaro Martínez y Nicolás González o Ángel Di María. DT: Lionel Scaloni.

0
0
Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Luis Enrique luego de la eliminación: “Si hay un responsable soy yo”

El entrenador de la Selección de España evitó hablar sobre su continuidad y aseguró que seguiría en el cargo si solo dependiera de él.

Publicado

el

Bajo un infernal ambiente propuesto por sus seguidores, Marruecos hizo historia este martes con su primera clasificación a cuartos de final en una Copa del Mundo, tras eliminar a España por penales (3-0) en los octavos de Qatar 2022.

El lateral Archaf Hakimi, compañero de Lionel Messi en París Saint-Germain, desató el delirio de más de 15.000 marroquíes enardecidos con una definición pinchada, homenaje al uruguayo Sebastián Abreu en los cuartos de Sudáfrica 2010.

España, campeón de aquella edición, falló sus tres ejecuciones en el estadio Education City: Pablo Sarabia estrelló su remate en el palo; mientras que Bono -arquero del Sevilla- tapó los envíos de Carlos Soler y Sergio Busquets.

Luego del encuentro, el entrenador Luis Enrique habló sobre la eliminación y al ser consultado sobre su continuidad al mando de la Selección española aseguró que eso “no depende de él”.

“La semana que viene hablaremos y discutiremos sobre mi futuro, ahora no es el momento. El único responsable soy yo”, expresó en conferencia de prensa luego del partido.

0
0
Seguí Leyendo

Deportes

Con tres gritos del reemplazante de CR7, Portugal goleó a Suiza en los octavos de final

Los lusos, que terminaron líderes del Grupo H, se imponen con tantos de Gonçalo Ramos, Pepe, Raphael Guerreiro y Rafael Leao. Los lusos jugarán ante Marruecos en cuartos

Publicado

el

El delantero, que reemplazó a CR7 en el equipo, y luego se despachó con un hat trick, defendió a su compañero en el marco de su caída del once inicial “Cristiano Ronaldo habla conmigo y con todos en el equipo. Es nuestro líder y siempre intenta ayudarnos”, lo elogió.

Los lusos, líderes del Grupo H, comenzaron mejor en el encuentro y rápidamente lograron ponerse en ventaja. A los 17 minutos, Gonçalo Ramos, que jugó por la decisión del entrenador de dejar en el banco a Cristiano, controló en el área, giró para la zurda y sacó un tremendo remate que se colgó en el ángulo derecho de Yann Sommer. Apenas pasada la media hora de juego, tras un córner desde la izquierda, Pepe ganó de cabeza en el área y estiró la ventaja en el marcador, con la que se fueron al descanso.

En el complemento, Portugal salió con todo en búsqueda de liquidar el partido y en apenas seis minutos volvió a aparecer Ramos, que empujó un buscapié de Diogo Dalot y empezó a establecer la goleada, que siguió agrandando Raphael Guerreiro minutos más tarde con una gran definición. A los 13 minutos, Manuel Akanji descontó, pero lejos de sentirlo, los lusos fueron por más. A los 22 minutos, luego de una gran combinación ofensiva, Ramos la picó con clase ante el achique de Sommer y decretó su hat-trick. En el descuento, Rafal Leao le puso cifras definitivas al 6-1 con un golazo y, de esta manera, Portugal se metió en los cuartos de final del Mundial de Qatar 2022 y enfrentará a Marruecos.

0
0
Seguí Leyendo

Deportes

Marruecos eliminó a España por penales y avanzó a los cuartos de final

Con la figura de Bono, el combinado africano superó por 3-0 (0-0) al europeo y ahora se medirá contra Portugal. Dirigió el argentino Fernando Rapallini en el Estadio Education City.

Publicado

el

Marruecos, que contó con mayoría de apoyo en las tribunas, eliminó a España por penales, dio el batacazo y avanzó a los cuartos de final del Mundial de Qatar 2022. Ahora se medirá contra Portugal, que goleó 6-1 a Suiza.

El combinado africano aguantó el cero en el Estadio Education City y tuvo en Bono a su gran figura. El arquero tapó dos penales (el otro pegó en el palo) para que su equipo consiga la mejor participación en la historia de una Copa del Mundo. Dirigió el argentino Fernando Rapallini.

Marruecos y España protagonizaron un entretenido primer tiempo: los de Luis Enrique asumieron la responsabilidad y dominaron la pelota, mientras que los dirigidos por Walid Regragui estuvieron bien plantados atrás con las líneas muy juntas, priorizando cerrar espacios por dentro.

Generó más peligro el combinado africano con un tiro libre de Achraf Hakimi, un potente remate desde larga distancia de Noussair Mazraoui que Unai Simón contuvo en dos tiempos y un cabezazo alto de Naif Aguerd antes de los vestuarios.

La Furia Roja, en tanto, respondió con un remate de Marco Asensio a la cara externa de la red y un travesaño de Gavi que quedó invalidado por un offside previo de Ferrán Torres, quien había tirado el pase atrás, tras una mala salida de Bono.

No tardó Luis Enrique en mover el equipo buscando un nuevo escenario cuando en la reanudación se mantenía el guion. La oportunidad a Marco Asensio se acababa con la pisada en una falta lateral que disparaba Dani Olmo y Bono sacaba con los puños puños. Parecía mentira pero era el primer disparo a puerta en 54 minutos de dominio. Intentó ser el referente Marco que necesitaba España, pero jugar de 9 le pasó factura cuando se recurrió al único puro en Qatar, Morata.

Nada alteraría el plan de Walid Regragui. Parecía imposible pero la opción de ser más defensivo podía acrecentarse retrasando aún más metros, con En Nesyri hasta defendiendo en banda. La valentía solo existió en la pugna por cada balón. Era el momento de buscar el desborde y Luis Enrique arengó a Nico Williams para ejercer su papel de revulsivo. El plan b ya estaba en escena.

El duelo entraba en el momento decisivo con el dominio apabullante español ante el cansancio marroquí. Las piernas pesaban. Olmo remataba a la luna, Nico iniciaba desbordes, Llorente llegaba a línea de fondo, Morata disparaba cruzado y no encontraba puerta de cabeza. España hacía merecimientos pero no demostraba con gol su superioridad y Bono evitaba el triunfo sobre el final con una estirada a la falta lateral de Olmo que nadie tocaba y se envenenaba.

Sin capacidad para trasladar al marcador la superioridad del campo, la prórroga era un capítulo más de las eliminatorias de la España de Luis Enrique. No venció ninguna en 90 minutos. Airosa ante Croacia en la prórroga, Suiza en los penales que dieron la espalda ante Italia en semifinales de la Eurocopa. De nuevo el corazón en un puño en el primer duelo al todo o nada en el Mundial.

Salvada España por Unai Simón con una parada con los pies decisiva a los 104 minutos cuando Cheddira superó a Rodri y chutó raso. Luis Enrique buscó la frescura de la juventud con Balde y Ansu, un riesgo si llegaban los penales. Marruecos los firmaba y España era incapaz de generar peligro. Jugando con un 9 y sin centros que rematar. Sin responder con autoridad al favoritismo. Acabando el partido con las manos en la cabeza por el derechazo al poste de Sarabia tras aparecer en el segundo palo al centro de Rodri.

La moneda al aire y salió cruz. El disparo al poste de Sarabia que había entrado para tener un experto. El golpeo blando del más fiable, Carlos Soler. El error del capitán Busquets, el día que igualaba el récord de partidos de leyendas como Casillas y Ramos. En el cierre más doloroso con el golpeo blando a lo Panenka de Hakimi. El más que posible adiós de Luis Enrique mascando la impotencia de una eliminación difícil de digerir.

0
0
Seguí Leyendo

Clima Timbúes

Timbúes
Soleado
Soleado
23°C
Sensación térmica: 24°C
Presión: 1010 mb
Humedad: 48%
Viento: 7 km/h NE
Ráfagas: 22 km/h
Indice UV: 2
Salida del sol: 06:48
Puesta de sol: 21:02
 
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Tendencia