Contáctenos

Economía

Santa Fe: la inflación desaceleró al 3,7% en el mes febrero pero sigue alta

El transporte encabezó las alzas. El aumento de impuestos, tasas y tarifas locales impactó en el primer bimestre. Faltan los servicios nacionales.

Publicado

el

El Indice de Precios al Consumidor de Santa Fe registró en febrero un aumento mensual de 3,7%, según publicó ayer el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec). La cifra marca una importante desaceleración respecto del 4,8% de enero, aunque se mantiene en niveles altos si el objetivo es alcanzar la pauta inflacionaria del 29% anual propuesta por el gobierno nacional.

Como ocurrió en enero, el rubro transporte y comunicaciones encabezó las alzas, con un 5,8%. Pero a diferencia de aquel entonces, cuando impactó el cuestionado aumento de los servicios de telefonía e Internet, en febrero pegó de lleno el aumento del transporte público de pasajeros decidido a nivel municipal el mes anterior. Este segmento mostró un alza del 12% mensual. También impactó la nueva suba de los combustibles, del 9,1%.

Los aumentos “regulados”

Como fue señalado en este diario el mes pasado, los gobiernos locales se anticiparon al nacional en el aumento de los llamados precios regulados, que incluyen impuestos, tasas y tarifas. En el primer bimestre del año arrancaron con incrementos del impuesto inmobiliario, patente, Tasa General de Inmuebles, provisión de agua y transporte urbano, entre otros.

A nivel nacional, ahora, se están discutiendo en audiencias públicas los incrementos de gas y electricidad. En este último caso, será una referencia para los pasos a seguir por la distribuidora eléctrica provincial.

Si bien el precio de los alimentos es el que más incide a la hora de determinar el índice general de la inflación, lo cierto es que las tasas de aumento son encabezadas en el primer bimestre del año por precios que dependen de la decisión estatal y de empresas privadas que explotan servicios públicos regulados por el carácter oligopólico de sus prestaciones.

“Los gobiernos locales se anticiparon al nacional en el aumento de los llamados precios regulados, que incluyen impuestos, tasas y tarifas

En el caso santafesino, el rubro de alimentos y bebidas se ubicó segundo en el ranking de aumentos de febrero, con un 3,9%. Aunque el número es alto, presentó una desaceleración importante desde enero, cuando había subido 5,1%.

Los alimentos

Dentro de este segmento, frutas y verduras registraron las alzas más marcadas. El tomate redondo subió en febrero 37,2%, naranja 32% y lechuga 20,5%. Otro de los productos con mayores incrementos fue el aceite de girasol con un aumento del precio de 14,4%.

En cambio, la carne desaceleró los aumentos de precios hasta el 3,2%. Los precios de las comidas listas para llevar presentaron una importante suba del 4,5%.

El tercer rubro en importancia en materia de incrementos fue el de atención médica y gastos para la salud, con un 3,5%.

Luego siguieron incrementos en indumentaria (3,2%), esparcimiento (2,5%), equipamiento y mantenimiento para el hogar (2,3%), vivienda y servicios básicos (2%) y educación (1,6%).

Acumulados

En doce meses, la variación de precios a febrero fue del 41,9%. En el primer bimestre de 2021, el alza acumulada fue de 8,7%.

Con el 3,7% de febrero, la inflación volvió a los niveles del mes de octubre, cuando los precios comenzaron a moverse luego de la etapa más dura de la cuarentena. De hecho, es la tasa mensual que dominó en el último trimestre del año pasado, hasta que en enero pegó el gran salto a casi el 5%.

Estas cifras contrastan con los guarismos del primer tramo del año pasado, que se movieron por debajo del 3%.

El presupuesto nacional contempla una pauta de 29% para 2021. Los números del primer bimestre del año no ayudan a pensar que se cumplirá. De todos modos, el ministro de Economía, Martín Guzmán, señaló la leve desaceleración que se registró entre enero y febrero y aseguró que, cuando finalice el primer trimestre del año podrían volver las tasas inflacionarias del orden del 2%.

A nivel país, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó una inflación de 3,6% en febrero, cuatro décima de punto porcentual respecto de enero.

Guzmán, más optimista

El ministro de Economía, Martín Guzmán, elevó al 7% la estimación base de crecimiento del PBI para 2021, a partir de los indicadores que ratifican una consolidación de la recuperación de la actividad, el empleo, y el fortalecimiento de las cuentas públicas.

Así lo manifestó el titular del Palacio de Hacienda ayer al mediodía, al participar en un encuentro virtual que encabezó el presidente Alberto Fernández con 18 fondos de inversión de una decena de países. Se trata de la primera revisión que el ministro Guzmán realiza por sobre el 5,5% de crecimiento previsto en el presupuesto 2021.

En el encuentro de este mediodía, Guzmán destacó que luego de los tres años de recesión económica, la Argentina “es la economía que más rápido se está recuperando en todo el continente”.

“Esperamos un crecimiento del 7%, eso lo establecemos como una base, y junto a esto se está comenzando a ver una recuperación del empleo, y un fortalecimiento de las cuentas públicas”, señaló.

0
0
Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Cerca de 17 millones de argentinos son pobres

La tasa de pobreza es del 43,1%, mientras que la de indigentes se ubicó en 8,1%, de modo que afecta a 8,5 millones de personas.

Publicado

el

Cerca de 17 millones de argentinos son pobres, mientras que 8,5 millones son indigentes, según el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

El trabajo indicó que la tasa de pobreza trepó al 43,1% durante 2022, mientras que la de indigencia llegó al 8,1%.

El trabajo subrayó que, en los últimos 10 años, la pobreza creció 15 puntos porcentuales.

En esa línea, describió que los nuevos pobres son “clases trabajadoras de sectores medios y populares, vulnerables a las crisis, a la falta de trabajo y a la inflación. Mientras tanto, los pobres estructurales logran protegerse reproduciendo una economía informal de subsistencia, que nos los saca de la pobreza, pero al menos la alivia”.

El trabajo de la UCA indicó además que, en caso de no existir las asistencias sociales que dispone el Estado, la pobreza afectaría al 50% de la población y la indigencia llegaría al 20%. En esa línea precisó que el 40% de los hogares donde vive el 50% de la población fue asistido por algún programa oficial o complementario.

El relevamiento oficial del INDEC de la pobreza recién tendrá lugar en marzo del año próximo.

El análisis de la UCA sobre la pobreza en Argentina

“Ni las políticas de liberalización económica, ni las políticas de asistencia social son suficiente por sí solas para promover un modelo de desarrollo equilibrado en lo productivo y en social, con capacidad de incluir en un mismo proyecto político-económico a los agentes productivos, a los sectores del trabajo y al Estado, integrando social y laboralmente a la sociedad de los excluidos al modelo social”, sostuvo el trabajo.

La UCA indicó que la tasa de pobreza se amplía con “sectores de la clase media baja los han pasado a conformar una nueva capa de nuevos pobres”.

Además, explicó que, si para medir la pobreza se mensura el acceso a la salud y la alimentación, a la educación, a la vivienda, a los servicios públicos, al trabajo y a un hábitat saludable, entre 2010 y 2022, casi sin cambios relevantes, el 70% de la población estuvo afectado en al menos uno de estos derechos fundamentales”. En tanto, el 48% en al menos dos ellos y el 30% en tres o más.

“En términos poblacionales, esta última cifra implica que al menos 13 millones de argentinos sufren de una exclusión severa en acceso a bienes y servicios de inclusión social”, afirmó el trabajo de ODSA.

A su vez, consideró que, si la Argentina logra dominar la inflación y ubicarla en menos de un dígito, la pobreza podría bajar entre 10 y 15 puntos porcentuales.

La UCA sostuvo que “no es el aumento de los precios sino la no de creación de nuevos empleos, el deterioro de los existentes y la caída de las remuneraciones, lo que genera desequilibrios”.

Asimismo, señaló que “la composición de la población económicamente activa durante el período 2010-2022, es evidente que no sólo el sistema productivo es altamente heterogéneo, sino la también la estructura social del trabajo”.

“La participación de la suma del desempleo y las subocupaciones inestables vienen subiendo casi ininterrumpidamente, alcanzado este año al 32% de la población económicamente activa”, añadió.

Frente a este contexto remarcó que,  si “se suman los trabajos regulares pero precarizados (28%), la suma de los problemas de empleo alcanza al 60% de la fuerza de trabajo, equivalente a 12 millones de trabajadores”.

A partir de este escenario se concluye que “sólo el 40% de la población económicamente activa cuenta con un trabajo decente o digno, sea a través de un empleo asalariado o no asalariado”.

Para la UCA “esta fuerte segmentación laboral se vincula estrechamente con la pobreza crónica y su aumento a lo largo de más de una década”.

El informe señaló que “en los hogares pobres, menos de 2 de cada 10 trabajadores logran acceder a un empleo pleno, mientras que, en los hogares no pobres, aunque en descenso, más de 5 de cada 10 trabajadores lo logra”.

Si bien debido a la inflación crece el fenómeno de los trabajadores pobres de manera generaliza a partir de 2018, en los sectores micro informales y de la economía social, su empobrecimiento es previo y se inicia en 2012.

El trabajo recalcó que, a partir de la crisis de 2018-2019, profundizada por la pandemia de COVID-19 (más del 31% si se considera a los cesanteados), la pobreza de trabajadores se instaló en un nuevo nivel estructural: 29,8%.

“Una particularidad del ciclo económico actual (posterior a la pandemia) es que coexiste un importante crecimiento del del empleo, pero no se recuperan los ingresos laborales”, concluyó.

0
0
Seguí Leyendo

Economía

Vence el crédito de Previaje en tres semanas: cómo aprovecharlo

Los viajeros tienen tres semanas de chance para aprovechar lo último del crédito del programa PreViaje. Si bien la mayoría utilizó el dinero reintegrado durante sus vacaciones, otros no llegaron a gastarlo y el plazo límite es el 31 de diciembre de 2022.

Publicado

el

Los viajeros tienen tres semanas de chance para aprovechar lo último del crédito del programa PreViaje. Si bien la mayoría utilizó el dinero reintegrado durante sus vacaciones, otros no llegaron a gastarlo y el plazo límite es el 31 de diciembre de 2022. Pasada esa fecha, el saldo caducará.

Cabe recordar que, a través de este programa, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación logró que las familias anticiparan sus reservas y que los prestadores de turismo pudieran tener algún tipo de previsibilidad de la ocupación hotelera para la temporada.

El funcionamiento del programa implicaba que, una vez que el viajero tuviera sus comprobantes de compra de algún servicio turístico, debía cargarlos en la web del PreViaje y así recibir el reintegro del 50% de sus gastos para utilizarlos también en servicios turísticos.

En qué se puede gastar el crédito

Aquellos que aún tengan parte del dinero reintegrado, podrán gastarlo hasta el 31 de diciembre en los siguientes rubros:

-Alojamiento. Incluye hoteles, hosterías, cabañas bungalow, aparts, estancias, albergues juveniles, tiempos compartidos, campings y refugios de montaña.

-Transporte. Incluye pasajes de cabotaje en micros de larga distancia y aviones, transfers, y alquiler de vehículos y de equipamiento para turismo.

Agencias de viajes. En empresas de viajes, turismo y pasajes también se puede gastar el crédito.

Centros turísticos. Incluye los de esquí, de pesca deportiva, de turismo termal, de turismo aventura y otros.

Gastronomía. Incluye restaurantes, cantinas, cafés, bares y confiterías.

Excursiones, paseos y espectáculos. Incluye entradas a jardines botánicos, zoológicos, parques, museos, edificios históricos, bodegas y otros. También cine, teatro, shows musicales, parques de diversiones y temáticos, playas, salones de baile y discotecas.

Productos regionales y antigüedades. Incluye artículos y artesanías regionales, talabartería de cuero, plata, alpaca y similares. También chocolates, helados, alfajores, cervezas artesanales y otros.

¿Cuándo comienza Previaje 4?

El ministro Lammens confirmó que hay una partida asegurada para una cuarta edición de Previaje en el proyecto de Presupuesto de 2023 que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación. Si bien no hay demasiadas precisiones aún sobre el proyecto, afirmó también que tendrá condiciones similares a Previaje 3, es decir que incluirá las reservas que sean en temporada baja con esquema de precios para cada categoría y región de hoteles.

Según lo que comentó el ministro, el Previaje 4 será para los meses de la temporada baja en el primer semestre entre abril, mayo o junio.

Todavía no hay definiciones sobre el tope de devolución de la cuarta edición de Previaje para 2023. Pero, como ya aseguró que será similar a la tercera edición es más probable que el tope esté cerca de los 70 mil pesos, en lugar de los 100 mil de la primera edición.

0
0
Seguí Leyendo

Economía

Massa firmará un acuerdo de intercambio de información tributaria con EEUU

El ministro de Economía anunció que será en un acto con el embajador norteamericano y con el titular de la AFIP, para luego acordar un proyecto de blanqueo de capitales, para que los contribuyentes puedan exteriorizar los bienes no declarados en el país.

Publicado

el

El Gobierno firmará este lunes con los Estados Unidos el acuerdo de intercambio de información financiera automática entre ambos países en un acto en el Centro Cultural Kirchner, anticipó este domingo el ministro de Economía Sergio Massa. Por otra parte, el Poder Ejecutivo planteará la discusión ante el Congreso sobre un nuevo blanqueo de capitales durante 2023.

“Mañana (por este lunes) a las 12 del mediodía se firma el acuerdo en un acto junto al embajador Marc Stanley en el CCK. Eso nos va a permitir poner en vigencia la firma desde el 1° de enero”, adelantó el jefe del Palacio de Hacienda.

El convenio prevé que los Estados Unidos proveerá información sobre los períodos fiscales hasta el 30 de septiembre información sobre cuentas individuales de ciudadanos argentinos, de sociedades integradas por argentinos como últimos beneficiarios y de Trusts que tienen a ciudadanos argentinos como integrantes o beneficiarios. El acuerdo tendrá vigencia desde el 1 de enero y el IRS, la agencia fiscal de EEUU, suministrará información existente desde el 30 de septiembre de 2021.

“Venimos trabajando (en el acuerdo) desde la siguiente semana a la que asumí como ministro. Planteamos en Estados Unidos con mucha firmeza que Argentina necesitaba que EEUU dejara de ser la guarida fiscal de ciudadanos que eluden su responsabilidad con el fisco argentino en cuentas en EEUU”, dijo Massa en declaraciones radiales.

“Vamos a trabajar para que antes del 30 de diciembre el Congreso argentino trate la normativa para que entre 1° de enero y el 30 de diciembre los argentinos que no exteriorizaron bienes tengan oportunidad de hacerlo. Quienes no lo hagan serán sujeto de sanciones, no solo tributarias, sino también penales”, anticipó Massa por otra parte.

En ese sentido, el ministro de Economía hizo referencia al sinceramiento fiscal de 2017: “Si alguien blanqueó y ocultó bienes o luego de la exteriorización violó el acuerdo con la AFIP, el blanqueo (para esa persona) se cae y se revisa todo el patrimonio y la exteriorización (que había realizado)”, advirtió.

La hoja de ruta implica, luego de la firma, que el intercambio de información fiscal automática entre las dos naciones, que tenga como fecha de inicio del 1° de enero de 2023. Eso no significará que los datos de contribuyentes argentinos comiencen a ser recibidos por AFIP de inmediato. El protocolo que sigue el acuerdo FATCA con el resto de las naciones, y también lo hará con la Argentina, es que enviará la información una vez por año, el 30 de septiembre, con la foto del cierre del año anterior.

“Estados Unidos nos da la informacion financiera con identificación del titular de la cuenta, monto bruto de dividendos percibidos u otras cuentas en Estados Unidos. También los bancos argentinos pasan a tener la obligacion de declarar información a requerimiento de funcionarios de Estados Unidos. Es un compromiso mutuo de alcanzar niveles equivalentes de intercambio de información, con la responsabilidad de confidencialidad, y un régimen de salvaguarda sobre los procedimientos técnicos y tecnológicos”, mencionó el ministro.

Hay estimaciones preliminares que hablan de un potencial de ampliación de la base imponible de unos u$s 100.000 millones, lo que responde a informes del sistema financiero norteamericano. En ese plano, arriesgan desde el equipo económico, el adicional de recaudación tributaria podría rondar los u$s 1.000 millones anuales. Sería, en ese sentido, poco representativo: algo menos de $170.000 millones a precio del dólar mayorista y que equivaldría, solo para comparar, al 10% de los ingresos del fisco de octubre pasado. Los dos impuestos que serían alimentados por este acuerdo de intercambio de información serían Bienes Personales y Ganancias.

“Este es un enorme paso para que aquellos que toda su vida pagaron impuestos vean igualada su situación con quienes eludieron sus obligaciones usando al sistema financiero de Estados Unidos como guarida fiscal”, escribió luego en su cuenta de Twitter el ministro de Economía.

0
0
Seguí Leyendo

Clima Timbúes

Timbúes
Soleado
Soleado
32°C
Sensación térmica: 34°C
Presión: 1010 mb
Humedad: 30%
Viento: 4 km/h NNE
Ráfagas: 18 km/h
Indice UV: 5
Salida del sol: 06:48
Puesta de sol: 21:02
 
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Tendencia