Contáctenos

Sociedad

El 85% de los que ingresan a terapia intensiva no recibieron ninguna vacuna contra el coronavirus

El 60% de las personas que entrar a una cama UTI tienen chances de morir pero casi ninguno de los vacunados.

Publicado

el

La segunda ola del coronavirus pegó fuerte en todo el país y con consecuencias más graves, algo que se ve diariamente reflejado en el número de fallecimientos, que sigue siendo muy alto en Argentina.

Tanto es así, que el promedio de muerte de las personas que ingresan a camas de terapia intensiva alcanza al 60 por ciento, un número mucho mayor del que se deba el año pasado.

En ese sentido, el titular de la región Sanitaria VIII de la provincia de Buenos Aires, el doctor Gastón Vargas, señaló que que el 85% de las personas infectadas con coronavirus que ingresan a una unidad de terapia intensiva (UTI) en Mar del Plata no fue vacunada.

“Esto habla de la efectividad de las vacunas”, destacó el responsable del organismo que depende del Ministerio de Salud del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, quien enfatizó en que “el 60% de las personas que llegan a terapia tienen chances de fallecer”, en declaraciones realizadas 0223 Radio, que reproduce el sitio 0223.com.ar.

La letalidad en Mar del Plata, como en todo el país, además de aumentar tuvo una modificación, la del promedio de edad: “en el transcurso de la segunda ola de Covid-19 se informaron fallecimientos de personas muy jóvenes”.

El promedio de los fallecimientos durante la primera ola de la pandemia era superior a los 75 años.

Mar del Plata es una de las ciudades más complicadas, al punto que seguirá en fase 2 y no podrán volver las clases presenciales. “Tenemos días de ocupación plena y otros días en los que se acomoda por algunas altas o porque lamentablemente el paciente fallece. Hay jornadas en las que se reportan hasta 12 óbitos y eso va de la mano con las camas que se desocupan”, contó Vargas.

Y agregó: “el año pasado, con 3.300 casos activos el sistema no tenía chance de dar respuesta y hoy con 4.500 casos el sistema estuvo muy tenso pero siguió dando respuesta”, situación que se la atribuyó a la inoculación del personal sanitario y de los adultos mayores.

0
0
Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Tras la muerte de Mariano Caprarola, Casación confirmó la inhabilitación de Aníbal Lotocki para ejercer la medicina

El panelista y productor de La jaula de la moda (Ciudad Magazine) fue uno de los que denunció públicamente al cirujano. En medio de la conmoción por su partida, la Cámara de Casación consideró “improcedente el planteo de nulidad de la defensa” de Lotocki

Publicado

el

La muerte de Mariano Caprarola conmocionó al mundo del espectáculo. El panelista y productor fue uno de los que denunció públicamente, igual que Silvina Luna, a Aníbal Lotocki. En ese marco, fue este jueves que la Cámara de Casación Nacional confirmó la inhabilitación del cirujano para ejercer la medicina.

Días atrás, Lotocki había apelado la decisión de la Justicia de inhabilitarlo de manera provisoria. En esa línea, la Sala III de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional resolvió: “Desestimar in limine el recurso de reposición interpuesto por la defensa del Señor Aníbal Rubén Lotocki“. 

Según consideraron la resolución que el pedido fue rechazado porque entendieron improcedente el planteo de nulidad de la defensa. A mediados de julio, la Justicia le impuso al acusado la inhabilitación para ejercer la profesión de médico, con carácter cautelar, hasta tanto se resolviera de forma definitiva su situación en esta causa.

Sin embargo, la semana pasada, en medio de la preocupación por la noticia de la recaída de Silvina Luna, se supo que el médico había apelado a la medida. “Él dice «como la causa no está firme, yo soy inocente». Quiere seguir operando“, expicó la periodista María Belén Ludueña al aire de Poco Correctos (El Tres).

0
0
Seguí Leyendo

Sociedad

Detuvieron a Pilepich, el principal sospechoso de haber asesinado a Pérez Algaba

Al momento de su desparición Pérez Algaba iba a encontrarse con Pilepich por una deuda de 50 mil dólares y el traspaso de 17 lotes en el proyecto de un barrio cerrado.

Publicado

el

Maximiliano Pilepich, el principal acusado del homicidio del empresario Fernando Pérez Algaba, y quien se encontraba prófugo desde el pasado lunes, fue detenido este miércoles en una vivienda de la localidad de Paso del Rey, partido de Moreno.

El arresto estuvo a cargo de efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora, quienes hallaron en su poder la camioneta Mercedes Benz G500 que se investiga si fue la empleada para trasladar el cuerpo de la víctima, cuyos restos fueron hallados adentro de una valija y una mochila entre el 22 y 24 de julio pasado en un arroyo de Ingeniero Budge.

El comerciante, que permaneció casi tres días prófugo y cuya captura internacional había sido solicitada por la Justicia, se convirtió así en el sexto detenido en el marco de la causa, en la que aún resta localizar al prófugo Nahuel Vargas, la otra persona que vio por última vez a “Lechuga” Pérez Algaba (41) en el predio “Renacer” de General Rodríguez.

En tanto, un comisario de la Policía de la Ciudad a quien un fiscal pidió investigar por su presunta participación en el crimen, fue pasado a disponibilidad en la fuerza mientras avanza la causa y se analiza su responsabilidad, informaron hoy fuentes policiales.

Se trata del comisario Héctor Córdoba, cuya detención en el marco de la causa por el homicidio de “Lechuga” fue solicitada por el titular de la Unidad Funcional de Instrucción 5 de Lomas de Zamora, Marcelo Domínguez, aunque no fue concedida por el juez de Garantías 4 de ese distrito, Sebastián Monelos, al considerar que faltan pruebas para encarcelarlo.

No obstante, al haber sido imputado en la causa por la fiscalía, las autoridades de la Oficina de Transparencia y Control de la fuerza porteña resolvieron el pasado lunes pasarlo a disponibilidad mientras avanza la causa.

De acuerdo al pedido de arresto realizado por el fiscal Domínguez, el comisario, quien se desempeñaba en el área de comunicaciones de la Policía de la Ciudad, tenía vínculos comerciales con el principal acusado y ahora detenido, Pilepich.

Y es en el marco de esa relación que el Ministerio Público cree que Córdoba le entregó a Pilepich un número de abonado telefónico con el que el acusado mantuvo diversas comunicaciones -incluso con el comisario- entre el 18 y 19 de julio pasado, días en los que se cree que Pérez Algaba fue asesinado de dos tiros por la espalda y luego descuartizado y arrojado a un arroyo de Ingeniero Budge dentro de una valija y un bolso.

0
0
Seguí Leyendo

Sociedad

Detuvieron a tres personas por el crimen del comerciante descuartizado en Ingeniero Budge

La Justicia ordenó la aprehensión de ocho sospechosos por el asesinato de Fernando Pérez Algaba. Cuatro de ellos aún no fueron encontrados.

Publicado

el

Detuvieron a tres personas por el crimen de Fernando Pérez Algaba, el comerciante descuartizado en Ingeniero Budge a fines de julio. La Justicia ordenó la detención de ocho sospechosos, pero cuatro de ellos aún no fueron encontrados.

El juez de garantías ordenó 33 allanamientos en distintas localidades de la provincia. Matías Ezequiel Gil, Luis Alberto Contreras y Fernando Gastón Martín Carrizo fueron detenidos tras los procedimientos.

Por otra parte, Maximiliano Pilepich y Nahuel Vargas son intensamente buscados, pero hasta el momento la Policía no pudo hallarlos. Se trata de las últimas dos personas que vieron con vida a Pérez Algaba.

La Justicia también solicitó la ampliación de prisión para Alma Nicol Chamorro, la mujer trans que se encuentra detenida como partícipe secundaria del homicidio.

“Maxi me cagó, estoy yendo para el campo”: el último mensaje que mandó el hombre descuartizado

Un testigo de identidad reservada reveló que el hombre asesinado viajó el 18 de julio a un campo de General Rodríguez para encontrarse con su exsocio Pilepich y sostuvo que éste lo había “cagado”.

“Maxi me cagó y estoy yendo para el campo”, fueron las palabras que utilizó el comerciante cuando le dijo al testigo que estaba en camino hacia el complejo “Renacer”. Se trata de un loteo de terrenos ubicado en avenida de Las Américas de General Rodríguez, donde fue visto por última vez.

En esa declaración, que fue incorporada al expediente, señaló que se comunicó ese día con Pérez Algaba, y que primero le dijo que estaba “descompuesto” y que lo estaba llevando al campo a un amigo.

“A mi me dio miedo que pase una situación rara porque Fernando estaba yendo para el campo con un amigo y además dijo que Maxi ‘lo cagó y que le tenía que dar plata’, pero desconozco si le entregó o no el dinero”, explicó.

Ese día, “Lechuga” llegó al lugar cerca de las 17.30 junto a su examigo Nahuel Vargas en una Range Rover Evoque blanca y ambos se encontraron allí con su exsocio, quien había arribado en una camioneta Mercedes Benz G500.

Durante ese encuentro, al que el empresario fue con su perro bull dog francésllamado Cooper, Pilepich le entregó a Pérez Algaba 60.000 dólares con los que saldaba una deuda de 150.000 que tenía con la víctima.

Luego de esa transacción, el trader le devolvió la camioneta a su exsocio, quien se retiró con Vargas en ese vehículo -la Mercedes Benz G500 la dejó en el campo-, mientras que “Lechuga” se quedó esperando que alguien pasara a buscarlo, según él mismo les dijo.

Pilepich y Vargas contaron en sus declaraciones ante la policía que cuando se iban vieron que en sentido contrario se acercaba un auto que suponían era el que iba a buscar a Pérez Algaba.

Esa fue la última vez que, en el marco de la causa, testigos dijeron haberlo visto con vida, ya que entre el 22 y 24 de julio sus restos fueron encontrados en una valija y una mochila arrojadas a un arroyo de Budge. En cuanto a la camioneta Mercedes Benz negra, Pilepich dijo que regresó al día siguiente a buscarla.

0
0
Seguí Leyendo

Tendencia