Contáctenos

Sociedad

Murió Horacio González, uno de los referentes intelectuales de la Argentina

El sociólogo y exdirector de la Biblioteca Nacional estaba internado a raíz de un cuadro de coronavirus hace poco más de un mes.

Publicado

el

Tras un largo proceso que incluyó mejorías y recaídas, murió este martes a los 77 años el sociólogo y ensayista Horacio González, un hombre de lealtades blindadas que sin escaparle al disenso vivió en estado de interrogación y diálogo, apostó al lenguaje para desafiar sentidos clausurados y generó una de las etapas más luminosas de la Biblioteca Nacional a partir de una gestión que alojó debates inflamados, validó en sentido integral la producción de músicos como Spinetta o el “Indio” Solari y salió al rescate de textos olvidados por las dinámicas expulsivas de la industria editorial.

El autor de “Lengua del ultraje. De la generación del 37 a David Viñas” toreó varias veces a la muerte. Lo hizo a fines de 2013 cuando se desplomó en el aeropuerto de Panamá como consecuencia de un ACV que sufrió mientras regresaba de un Congreso de la Lengua celebrado en esa ciudad y luego en 2015 cuando fue intervenido por una hemorragia renal que un año y medio después lo llevó a recibir un trasplante de riñón.

Pero esta vez no pudo. No alcanzó con la tenacidad disimulada en su figura etérea, afable, de la que brotaba la voz tenue pero firme con la que construyó su faceta de polemista.

Sociólogo, docente, ensayista, profesor, militante: González fue uno de los más lúcidos pensadores argentinos del último siglo, poseedor de una prosa expansiva y laberíntica que custodiaba sus ocurrencias y argumentos. Fuera del territorio solitario de la escritura, no esquivó los riesgos que acechan a los hombres que frecuentan la arena pública: presentó libros, regaló destellos de conferencista sagaz y lideró cruzadas como las reuniones de Carta Abierta -el espacio que buscó aportar espesor teórico a las políticas del kirchnerismo- o la embestida para licuar el protagonismo del escritor Mario Vargas Llosa durante su visita al Feria del Libro en 2015.

A González lo caracterizó siempre la vocación para sostener lealtades -a sus ideas, a sus amigos, a las figuras que admiraba como la del expresidente Néstor Kirchner o el desaparecido librero Elvio Vitali- sin caer en la adulación o el alineamiento sumiso.

Contra toda prevención, en julio de 2015 no dudó en anticipar su salida de la Biblioteca Nacional -en la que ejerció la máxima autoridad durante una década- pese a que el pronóstico de cara a las inminentes elecciones presidenciales sugería un escueto triunfo del candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, por sobre el opositor Mauricio Macri. “Creo que no seguiré. Debería para eso acallar muchas de las críticas que hice y me debería convertir en un funcionario más adecuado y no lo fui”, se sinceró.

De hecho, en ese inesperado balance que formuló en el marco de una presentación informal ante un grupo de periodistas llegó a sostener que trabajó “al filo de la disidencia”, en línea con la noción de una “cultura crítica”. El intelectual había llegado a la Biblioteca Nacional en 2004 por pedido de su amigo Vitali, quien apenas nombrado director lo convocó para desempeñarse como su segundo en el área junto al también historiador Horacio Tarcus.

Cuenta la leyenda que casi dos años después el entonces presidente Néstor Kirchner lo llamó a su casa para ofrecerle el cargo de director de la máxima institución cultural. Tuvo su primer asedio público en diciembre de 2006, cuando el subdirector Tarcus presentó su renuncia por desavenencias con los sindicatos y sus desacuerdos con la línea “nacional y popular” que empezaba a perfilar la gestión.

AddThis Sharing Buttons
Share to Twitter
Share to FacebookShare to WhatsAppShare to ImprimirShare to Más…
Sociólogo, docente y ensayista argentino nacido en 1944, era uno de los referentes intelectuales más importantes de la Argentina.
Sociólogo, docente y ensayista argentino nacido en 1944, era uno de los referentes intelectuales más importantes de la Argentina.

Tras un largo proceso que incluyó mejorías y recaídas, murió este martes a los 77 años el sociólogo y ensayista Horacio González, un hombre de lealtades blindadas que sin escaparle al disenso vivió en estado de interrogación y diálogo, apostó al lenguaje para desafiar sentidos clausurados y generó una de las etapas más luminosas de la Biblioteca Nacional a partir de una gestión que alojó debates inflamados, validó en sentido integral la producción de músicos como Spinetta o el “Indio” Solari y salió al rescate de textos olvidados por las dinámicas expulsivas de la industria editorial.

El autor de “Lengua del ultraje. De la generación del 37 a David Viñas” toreó varias veces a la muerte. Lo hizo a fines de 2013 cuando se desplomó en el aeropuerto de Panamá como consecuencia de un ACV que sufrió mientras regresaba de un Congreso de la Lengua celebrado en esa ciudad y luego en 2015 cuando fue intervenido por una hemorragia renal que un año y medio después lo llevó a recibir un trasplante de riñón.

Pero esta vez no pudo. No alcanzó con la tenacidad disimulada en su figura etérea, afable, de la que brotaba la voz tenue pero firme con la que construyó su faceta de polemista.

Sociólogo, docente, ensayista, profesor, militante: González fue uno de los más lúcidos pensadores argentinos del último siglo, poseedor de una prosa expansiva y laberíntica que custodiaba sus ocurrencias y argumentos. Fuera del territorio solitario de la escritura, no esquivó los riesgos que acechan a los hombres que frecuentan la arena pública: presentó libros, regaló destellos de conferencista sagaz y lideró cruzadas como las reuniones de Carta Abierta -el espacio que buscó aportar espesor teórico a las políticas del kirchnerismo- o la embestida para licuar el protagonismo del escritor Mario Vargas Llosa durante su visita al Feria del Libro en 2015.

A González lo caracterizó siempre la vocación para sostener lealtades -a sus ideas, a sus amigos, a las figuras que admiraba como la del expresidente Néstor Kirchner o el desaparecido librero Elvio Vitali- sin caer en la adulación o el alineamiento sumiso.

Contra toda prevención, en julio de 2015 no dudó en anticipar su salida de la Biblioteca Nacional -en la que ejerció la máxima autoridad durante una década- pese a que el pronóstico de cara a las inminentes elecciones presidenciales sugería un escueto triunfo del candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, por sobre el opositor Mauricio Macri. “Creo que no seguiré. Debería para eso acallar muchas de las críticas que hice y me debería convertir en un funcionario más adecuado y no lo fui”, se sinceró.

De hecho, en ese inesperado balance que formuló en el marco de una presentación informal ante un grupo de periodistas llegó a sostener que trabajó “al filo de la disidencia”, en línea con la noción de una “cultura crítica”. El intelectual había llegado a la Biblioteca Nacional en 2004 por pedido de su amigo Vitali, quien apenas nombrado director lo convocó para desempeñarse como su segundo en el área junto al también historiador Horacio Tarcus.

Cuenta la leyenda que casi dos años después el entonces presidente Néstor Kirchner lo llamó a su casa para ofrecerle el cargo de director de la máxima institución cultural. Tuvo su primer asedio público en diciembre de 2006, cuando el subdirector Tarcus presentó su renuncia por desavenencias con los sindicatos y sus desacuerdos con la línea “nacional y popular” que empezaba a perfilar la gestión.

Precisamente esa perspectiva díscola con las tradiciones sería una de las grandes astucias de González: convertir a la Biblioteca en un espacio vivo capaz de alojar el “zeitgeist” de una sociedad que redefinía sus consumos culturales intentando dejar atrás las secuelas del estallido social de 2001. El sociólogo planteó entonces una agenda desplazada hacia expresiones asociadas a lo periférico o lo alternativo que nunca antes habían tenido lugar en la monumental estructura proyectada por Clorindo Testa, como la muestra dedicada en 2014 a “El Eternauta”, la historieta creada por Héctor Germán Oesterheld o las que sucesivamente tuvieron como epicentro el universo artístico del “Indio” Solari, fundador de Los Redonditos de Ricota, o la producción poética y musical de Luis Alberto Spinetta, a quien en 2012 se le rindió homenaje con una exposición antológica.

Transformado en un anfitrión entusiasta y descontracturado, González multiplicó la actividad pública de la Biblioteca con presentaciones de libros, paneles, ejercicios de relectura crítica, exposiciones, ciclos de reflexión y hasta jornadas de desagravio como la que dedicó al escritor Pablo Katchadjian, acusado por la viuda de Borges, María Kodama, de plagiarlo en su libro “El Aleph engordado”. Fue una atípica velada que contó con la presencia del escritor César Aira, habitualmente renuente a la actividad pública, además del apoyo de más de 2.500 escritores editores y artistas entre los que se encontraban Edgardo Cozarinsky, Ricardo Piglia, Silvia Molloy, Josefina Licitra, Alan Pauls, Tamara Kamenszain y Gabriela Cabezón Cámara

“La Biblioteca Nacional tiene que mantener la idea de interrogar toda la cultura disponible. Es como en la época de Groussac y la época de Moreno, que de algún modo estaba vinculada a todos los asuntos públicos, incluso a la guerra. Entre guerra y biblioteca hay muchas relaciones y ocurre hasta hoy que en las guerras las bibliotecas son un blanco muy selecto”, destacó durante una entrevista el sociólogo, que en 2011 creó el Museo del Libro y de la Lengua y designó como directora del flamante espacio a la ensayista María Pía López, su antigua alumna e incondicional amiga.

0
0
Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sociedad

Fuego en las islas: por el viento, el olor a humo llegó a Buenos Aires

El viento que sopla del noroeste sobre la Capital Federal arrastraba esta mañana el aire viciado de la quema de pastizales en las islas entrerrianas a la zona norte porteña y al conurbano

Publicado

el

El humo de los incendios en las islas entrerrianas llegó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba). O al menos, el viento que sopla sobre la Capital Federal desde el noroeste y la queja de los porteños por el olor a quemado indicarían que ese aire viciado es producto de los focos de incendio frente a Rosario.

Desde las primeras horas de este martes, muchos vecinos de Caba se volcaron a las redes para alertar sobre el olor a humo y buscar respuestas. Tales respuestas estarían en Entre Ríos, donde se mantienen los incendios.

Como en Rosario el viento estaba en calma, el humo no se sentía sobre la ciudad; sin embargo, en Buenos Aires, con viento del noroeste, el aire era distinto.

La Nación recogió el malestar de los porteños, sobre todo de la zona norte y aventuró la misma explicación: el viento del noroeste está trayendo ese humo desde la zona litoraleña hasta el Río de la Plata.

No es la primera vez que el humo llega a Buenos Aires, pero suele ser poco frecuente. La última vez fue en mayo de 2021; pero quizás, el episodio más emblemático fue en agosto de 2020, cuando el Congreso Nacional analizaba justamente la ley de Humedales, aún sin sancionar.

Fuente: Rosario3

0
0
Seguí Leyendo

Sociedad

Movimiento récord durante el finde largo: se facturaron $20.000 millones

Lo reveló un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa. En los últimos tres días se movilizaron 824.764 turistas y 1,6 millones de excursionistas.

Publicado

el

Eso significó un aumento de 112,6% en el impacto económico respecto a 2021, medido a precios constantes, descontando el efecto inflación.

CAME detalló que la cantidad de turistas representa un 15,4% más que en el mismo feriado del año pasado: incidió mucho en ese incremento la presencia del visitante internacional y el regreso de los llamados “eventos”, especialmente los deportivos, que hicieron desplegar comitivas de competidores, entrenadores y familias.

Mar del Plata, con un registro turístico récord

Este fin de semana largo se registró el número más alto de arribos de los últimos cinco años en “La Feliz”. Un total de 92.000 turistas visitaron la ciudad entre el jueves y el sábado, lo que representó un 26% más que el mismo periodo de 2021.
Carlos Paz sobrepasó el 60% de ocupación hotelera

Sebastián Boldrini, el titular del ente de Turismo de la ciudad cordobesa indicó a Cadena 3 que están “más que conformes” con los números, ya que “no esperaban” semejante convocatoria luego de las vacaciones de invierno.

Los datos de CAME, en detalle

Los turistas gastaron $16.108 millones, 144,3% más que en 2021, medido a precios constantes, que se explica porque más gente viajó y porque las mayores distancias recorridas, las celebraciones y otras actividades pagas que estuvieron disponibles obligaron destinar más recursos a estas mini vacaciones, según la entidad.

El desembolso promedio diario por persona este año fue de $7.812, un 94,8% mayor que en 2021.

Cada visitante tuvo una estadía promedio de 2,5 días, algo por encima del año pasado (2,3 días), básicamente porque el turista internacional permaneció más tiempo y porque volvieron los destinos patagónicos a pleno, que son los que atraen estancias más prolongadas.

En cuanto a los excursionistas, viajaron 1.591.794 millón, que con un gasto promedio de $2.482 cada uno, generaron un impacto económico directo de $3.951 millones durante este fin de semana.

Este movimiento fue 6,1% mayor a 2021, el consumo diario subió 31% y el gasto total aumentó 39%, todo siempre a precios constantes.

CAME destacó también que muchas ciudades tuvieron ocupación plena, especialmente aquellas con celebraciones masivas, como fue el festejo del cumpleaños de la abuela Carabajal en La Banda (Santiago del Estero), el Festival Nacional de la Pesca del Dorado en Paso de la Patria (Corrientes) o la segunda fecha del Rugby Championship donde Los Pumas enfrentaron a Australia en la ciudad de San Juan.

Fuente: Cadena3

0
0
Seguí Leyendo

Sociedad

¿Cómo es el nuevo sistema de turnos para tramitar el DNI y el pasaporte?

El Registro Nacional de las Personas (Renaper) actualizó el sistema de turnos para tramitar ambos documentos de manera “más fácil”, ya que se podrá “adelantar el trámite y el pago de forma digital”.

Publicado

el

El Registro Nacional de las Personas (Renaper), dependiente del Ministerio del Interior, anunció este sábado la puesta en marcha un nuevo sistema de turnos para tramitar el Documento Nacional de Identidad (DNI) y el pasaporte de manera “más fácil”, ya que se podrá “adelantar el trámite y el pago de forma digital”.

Así lo indicó el organismo a través de un comunicado en el que precisó que el un nuevo sistema de turnos para tramitar ambos documentos es “más rápido y sencillo”, ya que “incorpora el pago anticipado a través de la aplicación Mi Argentina”.

Este nuevo sistema permite ganar tiempo, incorporando mejoras al sistema, simplificando y acelerando el proceso al momento de la toma y pago del trámite”, señaló el Renaper.

Además, puntualizó que “con la implementación del pago anticipado, a partir de agosto, no será necesario gestionar el cobro en los puntos de atención”.

“Todas las personas que necesiten tramitar un DNI y/o pasaporte deberán abonar el pago previamente al momento de confirmar su turno en la aplicación Mi Argentina, excepto para trámites de DNI regular, que será optativo. Es decir, trámites de DNI que no sean exprés o 24 horas”, explicó el organismo.

Y completó: “Luego de haber abonado, el ciudadano recibirá por mail un código de comprobante de pago que deberá ser presentado el día del trámite. Ese código se encontrará disponible en tres lugares: en el mail de confirmación de turno de Mi Argentina, en el mail (señalado como ID operación) y en la App Mi Argentina (dentro de Mis Turnos).

Por su parte, el director del Renaper, Santiago Rodríguez, consideró que “este nuevo sistema es un paso más para fortalecer las premisas que marcó el ministro (del Interior Eduardo) Wado de Pedro, en el sentido de simplificarle la vida a los argentinos mediante el uso de nuevas herramientas tecnológicas, brindando un servicio de calidad y eficiente”.

En tanto, el organismo aclaró que “si por algún motivo el ciudadano debe cancelar el turno, podrá solicitar uno nuevo, utilizando el número de comprobante de pago ya realizado para gestionar el mismo trámite”. (Télam)

0
0
Seguí Leyendo

Clima Timbúes

Timbúes
Despejado
Despejado
12°C
Sensación térmica: 11°C
Presión: 1000 mb
Humedad: 55%
Viento: 7 km/h SE
Ráfagas: 22 km/h
Indice UV: 0
Salida del sol: 07:38
Puesta de sol: 18:37
 
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Tendencia